Fundación Gabo

Consultorio Ético de la FNPI

13 de Febrero de 2012

Consulta enviada por: Antonio Aguirre, Uruguay

En Uruguay los medios no dan noticias de suicidios, salvo cuando son personas públicas. ¿Eso es así en todos los países? Si es así, ¿en qué norma se basan?¿Es vinculante?

En algunos manuales de estilo figura la norma relacionada con las informaciones sobre suicidio. Según ella, debe ser tratada con especial cuidado.

El diario El País, de Madrid, prescribe que “el periodista debe ser especialmente prudente con las informaciones relativas a suicidios.”

Y explica que “en primer lugar, no siempre la apariencia coincide con la realidad.” De hecho, son las autoridades las que determinan, después de una investigación, si se trata de accidente, homicidio, asesinato,o suicidio. Cualquier ligereza por parte del periodista atenido a las apariencias, o a testimonios de personas inexpertas, conduce a inexactitudes dañinas y dolorosas para parientes y amigos.

Agrega el Libro de Estilo de El País: “la sicología ha comprobado que estas noticias invitan a quitarse la vida a personas que ya eran propensas al suicidio y que sienten en ese momento un estímulo de imitación.”

Concluye el libro de Estilo: “Los suicidios deberán publicarse solamente cuando se trata de personas de relevancia o si agregan un hecho social de interés general” (Libro de Estilo de El País, a 1.6.)

En efecto, la responsabilidad obliga al periodista a prevenir el daño que pudiera derivarse de la publicación de sus informaciones, puesto que el daño hecho a través de los medios, nunca puede repararse totalmente. Se trata de un compromiso ético que obliga como deber personal y profesional; no es una obligación legal.

Documentación.

No es fácil describir en qué consiste la competencia profesional del periodista, pero se pueden dar cinco orientaciones:
a. Un periodista competente tiene que ser capaz de saber dónde está la noticia (la importancia intrínseca de un hecho, su interés humano, su actualidad, su novedad, sus eventuales causas y consecuencias).
b. Tiene que utilizar el lenguaje adecuado.
c. Tiene que saber organizar y dar forma a la información de modo que entre en el ámbito limitado- de tiempo o de espacio- de un medio impreso o audiovisual.
d. Tiene que saber comprobar los hechos con rapidez y seguridad.
e. Tiene que saber equilibrar los distintos elementos de la información para que se encuentran adecuadamente representados en el producto final.

La información sobre suicidios exige, además una fuerte carga de delicadeza ética.

De un suicidio sin ninguna trascendencia pública no hay que informar.

Si el suicidio se ha producido en un ámbito público de calle, el río, el viaducto, la torre, el tren, pero el suicida no es una persona pública, se puede informar del hecho, pero no es preciso identificar informativamente al suicida.

En cualquier caso, al informar de un suicidio, hay que cuidar de manera especialísima el lenguaje informativo que se emplee, y ser prudente al tratar de establecer sus posibles causas, no inventarse las causas, ni aceptar, sin más que sean las causas que el suicida haya podido reseñar por escrito.

El equilibrio en la información de suicidios es difícil: hay que ser rigurosos en la información, pero también hay que ser compasivos.

Carlos Soria: La ética de las palabras modestas. U.P.B. Medellín, 1997. Pp 189-193-194.

Respondido por: Javier Darío Restrepo

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.