Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Julio de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Es ético que un periodista publique un libro (no periodístico) financiado por una institución pública? Es el propio periodista quien debe medir el grado de dependencia que le creará la publicación de su libro en esas condiciones.
Ese grado de dependencia puede ser mayor si directa o indirectamente él tendrá que ver con la información sobre esa institución que le ha hecho el favor de la publicación.
En los códigos y normas de comportamiento periodístico es notorio el celo con que se protege la independencia del periodista, amenazado con favores, privilegios, ventajas y demás halagos que le generan la obligación del agradecimiento y de contraprestaciones, o que simplemente inclinan su ánimo hacia actitudes que lo separan de la independencia y ecuanimidad indispensables a la hora de informar. Cuando un periodista está ante una situación como esta, es prudente desconfiar del propio juicio y acudir al de otros colegas que podrían examinar el caso desde una posición de mayor independencia. Ellos, conocedores de las circunstancias en que se mueve el periodista perplejo, podrán aconsejar con prudencia y sabiduría.
Como se ve, igual que en gran parte de los deberes éticos, este no se puede responder con el solo recurso a lo que está escrito en los códigos, o en principios generales. Tenidas en cuenta las circunstancias, dejarse guiar por los principios y establecer el deber de mantener intacta la independencia, son los más prudentes pasos para determinar la acción que se ha de ejecutar.

Documentación.
(El periodista) no acepta jamás gratificaciones bajo cuerda, las rechaza lo mismo que regalos o favores particulares susceptibles de atentar contra su independencia y de alienar su libertad de pensamiento y de acción.
Código de ética, periodistas de Canadá. A 6.
El periodista no admite ninguna presión, dádiva, prima o favor que pueda poner en peligro, disminuir o subordinar su libertad de acción, obligándole a transgredir las normas de la profesión.
Código de periodistas de Francia, a 8.
Se considera un error imperdonable dentro de la práctica del periodismo, recibir regalos con el propósito de publicar ciertas noticias o artículos.
Código de Indonesia, IV, 1.
Ningún periodista aceptará ninguna forma de soborno, ni por publicar ni por omitir, ni permitirá, por propio interés personal influir en su sentido de justicia.
Código de Singapur, A 7.
Los periodistas no aceptarán dinero en un servicio público o empresa en la que se calidad de periodistas, sus influencias o sus relaciones sean susceptibles de ser explotadas.
Código de Mali. A 6 y 7.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.