FNPI
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram
Foto: UnSplash / Creative Commons.

¿La ética está en vía de extinción?

12 de Febrero de 2019

Consulta enviada por: Domingo Álvarez Porto, de Asunción, Paraguay

Es muy poca la gente que se interesa por la ética y mucha la que obra contra los principios éticos. ¿Es que la ética, como les pasó a los dinosaurios, está en vías de extinción?

Respuesta de Jorge Cardona

La ética es el valor fundamental de una sociedad. Desde la antigua Grecia ha sido enmarcada como la visión correcta en términos de conducta, en medio de los retos de índole política, social o económica. Es cierto que prevalecen los comportamientos que desbordan los cánones éticos, no solo hoy sino en todos los tiempos humanos, pero justamente porque los valores siempre han estado extraviados es que se requiere exaltar la ética para recobrarlos. En todos los frentes de acción humana, preservar la ética es garantizar la preeminencia del deber ser sobre cualquier otra consideración personal o colectiva. Y eso se traduce en exaltarla como punto de partida de un proceder ejemplar. Estas consideraciones, en el campo del periodismo, son esenciales porque exigen de quienes ejercen la comunicación masiva un autocontrol para informar respetando el debido proceso o el derecho de defensa, lo que en últimas es ética para enaltecer la libertad de expresión.

Respuesta de Gumersindo Lafuente

Los dinosaurios se fueron y solo han regresado en superproducciones cinematográficas. La ética no. Puede que haya épocas en las que nos olvidemos de ella, pero siempre vuelve. Es un elemento fundamental del buen periodismo, y el periodismo de calidad es una pieza insustituible de las democracias. En estos tiempos de redes sociales y viralidad, la ética y el rigor van a seguir siendo el combustible fundamental del periodismo.

Te podría interesar también: ¿Cómo evitar ser “idiota útiles” de fuentes malintencionadas?

¿Vender publicidad y hacer periodismo a la vez es ético?

Respuesta de Mónica González

Información que entregamos a los ciudadanos para marcar la diferencia frente a la industria de noticias falsas, los abusos del poder y la corrupción. En general, lo que he observado en mis años de profesión, es que una de las características de los periodistas que entienden la importancia de respetar normas éticas es que no hacen alarde de su actitud. No pontifican ni como poseedores de la verdad ni de la probidad. Y son muchos. Por eso el buen periodismo emerge desde distintos rincones del continente. La explosión de corrupción económica y política de los últimos años –fenómeno del que América Latina no tiene el monopolio- y el debilitamiento de las instituciones democráticas, nos ha obligado a mantener una alerta ética permanente. Y esta se manifiesta en actitudes concretas: al recoger testimonios, al buscar documentos que avalen una historia o al enfrentar presiones ya sea externas o de la propia dirección o dueños del medio en que trabajamos. Hacer prevalecer las buenas prácticas es parte del desafío al que nos enfrenta la crisis del modelo de negocios de los medios de comunicación.

Envía aquí tus inquietudes sobre ética periodística.

Respuesta de Javier Darío Restrepo

Si uno entiende la ética como el impulso humano hacia la excelencia, debe concluir que habrá ética mientras haya humanos. Cada humano que nace trae ese impulso.

Si uno se atiene a la definición de Aristóteles, de la ética como obediencia a la propia naturaleza, habrá ética mientras alguien se aplique a la tarea de completar su naturaleza.

Para otros, la gente hace lo correcto (actúa éticamente) para que la vida sea mejor; por benevolencia y solidaridad; porque la vida así es más satisfactoria; porque así se llega a la plenitud del yo (Cf. Peter Singer: Ética para vivir mejor) de modo que mientras haya esos motivos, habrá ética.

Sócrates, a su vez, decía que “solo los buenos son felices”.  De modo que habrá ética mientras haya felicidad, según el filósofo.

Son percepciones de lo ético que traen consigo la necesidad de su permanencia.

Más actual es la percepción que señala Adela Cortina: “El tema ético de nuestro tiempo consiste en dilucidar si el hombre es capaz de comunicarse y de compadecer”. Otras razones para concluir la larga vigencia de la ética, a pesar de todo. (Cf. Adela Cortina en Ética mínima) agrega la filósofa la pregunta “¿Es posible concebir la vida cotidiana de un hombre que renunciara a entender términos como engaño, injusticia, traición y tantos otros? ¿Es realmente concebible en nuestro tiempo vivir así?” ( Cortina, ibidem 110).

Desaparecerán los códigos, dejarán de escribirse tratados y libros de ética, ya no habrá más comisiones de ética, pero el ser humano estará ahí, y mientras haya humanos habrá ideales éticos, que es lo que no tuvieron los dinosaurios para sobrevivir.

Respondido por: Javier Darío Restrepo, Gumersindo Lafuente, Jorge Cardona, Mónica González

Comentarios