FNPI
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram
Foto: Pixabay / Creative Commons.

¿Un director de comunicaciones podría dirigir un periódico?

12 de Febrero de 2019

Consulta enviada por: Jaime Vasquez. Director Diario Pro & Contra. Iquitos, Perú

¿Puede un jefe de imagen de una institución pública o privada, llámese municipalidad o universidad, conducir y/o dirigir un medio de comunicación periodístico?

Respuesta de Gumersindo Lafuente

Hacer de manera simultánea ambas tareas y hacerlas bien me parece imposible. Mezclar comunicación e imagen con periodismo creo que es una aberración en la que, como también pasa en esta pregunta sobre política (incluir enlace de consulta anterior), siempre pierde el periodismo.

Respuesta de Jorge Cardona

Desde una perspectiva legal no hay objeción, es decir, situarse en los frentes mediáticos o institucionales, a conveniencia de quien lo hace, corresponde a una decisión personal. En términos de credibilidad e independencia profesional, podría correr el riesgo de sacrificar la integridad de estos valores, pero eso no quiere decir que no lo pueda hacer. Y son múltiples los casos en que ello ocurre. Periodistas que se van a trabajar al Estado y luego regresan a los medios o viceversa o comunicadores que en determinado gobierno asumen cargos diplomáticos y tras cumplir esa misión retornan a los medios, son realidades más comunes de lo que se cree. El lindero ético es muy ambiguo, pero corresponde a una decisión individual. El ideal es que los periodistas no dejarán de serlo, pero el poder político y el mediático suelen estar tan cercanos que se dan muchos casos como los expuestos en la pregunta.

También te podría interesar: Información y propaganda: consejos para mantener la independencia periodística

Diferencias entre un medio publicitario y uno de información

Respuesta de Javier Darío Restrepo

Tal y como se los conoce comúnmente, los jefes de imagen son los profesionales encargados de crear o de mantener una imagen positiva de personas o de instituciones, aún cuando estas personas o instituciones no merezcan esa confianza. Es parte de la habilidad de estos profesionales de la imagen: manejar la opinión pública para que la imagen positiva se mantenga. Y esta es una tarea opuesta a todo lo que corresponde ser y hacer el periodista en efecto:

  • El periodista no acepta más amo que el público al que informa, o sea toda la sociedad.
  • El servicio que presta a esa sociedad es la verdad de los hechos, sin maquillajes ni alteraciones.
  • Al presentar los hechos el periodista los despoja de todo artificio de modo que se los pueda conocer en total desnudez. Contribuyen a ese objetivo las tareas de interpretación, de explicación en las que el conocimiento va más allá de lo que muestran los sentidos.
  • Estas razones las intuye el receptor de noticias de modo que, cuando ve a un jefe de imagen en el papel de periodista siente que alguien lo engaña y deja de creer en  el medio periodístico.
  • Resumiendo: los jefes de imagen se mueven en un medio de apariencias, mientras el periodista se empeña en mostrar lo real sin maquillajes ni alteraciones interesadas.

Envía aquí tus inquietudes sobre ética periodística.

Respondido por: Javier Darío Restrepo, Gumersindo Lafuente, Jorge Cardona

Comentarios