FNPI
  • FB
  • TW
  • YouTube
  • Instagram
Foto: UnSplash / Creative Commons.

“Los altos niveles de exigencia de un periodismo ético hacen necesaria la formación universitaria”

22 de Noviembre de 2018

Consulta enviada por: Alonso Pahuacho Portella. Estudiante en Lima, Perú

¿Por qué los alumnos de las facultades de comunicación no se licencian? Afirman muchos que es porque el periodismo se ve como un oficio en el que importa más la práctica y los contactos que puedes conseguir, y lo académico se ve como algo lejano y no indispensable.

Respuesta de Mónica González

El periodismo se ha convertido, sin duda, en un complejo aprendizaje que no termina. De allí que, crecientemente, los jóvenes han ido comprendiendo que si quieren ejercer su profesión con excelencia, ética y capacidad de entender los problemas que hoy aquejan a nuestras sociedades, es indispensables profundizar sus conocimientos en algunas disciplinas, como por ejemplo, la economía y el derecho. Más aún si un periodista decide dedicarse a la investigación. Y para ello, también es indispensable obtener un primer título profesional. Ya no basta solo el olfato, el coraje, la tenacidad y el buen manejo del lenguaje para informar adecuadamente a los ciudadanos.

Hurgar en los vericuetos de la nueva estructura que adquiere el poder en cada país (y multinacional) requiere conocimientos, disciplina y método. Una necesidad que se requiere explicar y difundir a todo nivel.

También te podría interesar: ¿Por qué estudiar periodismo?

Los cambios en el pénsum de las facultades de comunicación y sus consecuencias

Respuesta de Javier Darío Restrepo

Los altos niveles de exigencia de un periodismo ético hacen necesaria la formación universitaria. Se explica esa exigencia por el rol que el periodista debe cumplir en la sociedad que es el de líder y orientador de la vida pública.

Esta es una tarea para la que son insuficientes los conocimientos técnicos, o la multiplicación de contactos. Con estos elementos se hacía un periodismo que se limitaba a contar la noticia y se proponía el entretenimiento y la respuesta a la curiosidad de los receptores, pero no el influjo en la vida de la sociedad.

Entretener y responder a la curiosidad fue y sigue siendo el objetivo de un periodismo destinado a desaparecer porque es prescindible. En cambio, un periodismo de rigor científico, que interpreta y hace entender el impacto de los hechos en la vida de la sociedad, exige una formación académica como la que se imparte en las mejores de las facultades de periodismo.

Si se piensa, además, que el periodismo se propone no solo informar sino influir a través de la información; es decir, no solo contar la historia cotidiana sino cambiar algo todos los días, resulta evidente que la formación del periodista debe ser más exigente que un entrenamiento para obtener exclusivas. La vocación a la excelencia, que es el alma de la ética, impulsa a una formación y a un ejercicio profesional con niveles de excelencia.

Envía aquí tus inquietudes sobre ética periodística.

Respondido por: Javier Darío Restrepo, Mónica González

Comentarios