¿Cuál es el papel de la prensa cuando la noticia es un acto terrorista?
22 de Julio de 2016

¿Cuál es el papel de la prensa cuando la noticia es un acto terrorista?

Foto: Keith Twamley - Freeimages / Publicada bajo licencia Creative Commons.

En mi clase de universidad se discute sobre el comportamiento de los periodistas que informaron sobre el atentado contra un exministro: un grupo da la razón a los que protestaron en la red contra el amarillismo y escaso profesionalismo que ha demostrado la prensa; otros, sostienen que es un deber del periodista contar lo que sucede, y eso es lo que pasó.
¿Con quién me quedo? ¿Y en nombre de qué valores éticos?

Respuesta:

No se trata de tomar partido por una u otra opinión, sino de preguntarse sobre el papel de la prensa cuando la noticia es un acto terrorista. 

Si los medios de comunicación y los periodistas están para servir a la sociedad, es claro que informarán para ayudar a los receptores de sus noticias a ver y comprender lo sucedido. Ver y oir, desde luego, pero más importante aún, comprender. 

Y mal se puede comprender en un ambiente de nerviosismo y de miedo. La prensa debe aportar elementos de comprensión y de apaciguamiento, que son los que permiten a la sociedad una reacción inteligente; por tanto, en los medios electrónicos: tono de voz sosegado y tranquilo, emisiones en directo debidamente preparadas, imágenes sobrias y explicadas y, en todos los medios, informaciones precisas, debidamente comprobadas y control a la emotividad o apasionamiento político de testigos, protagonistas y autoridades. 

Los terroristas buscan la difusión del miedo, quieren restarles credibilidad a las instituciones y se proponen aparecer como el nuevo poder. 

Si no se quiere aparecer como cómplice, idiota útil o colaborador delos terroristas, se han de tener en cuenta esos objetivos para no contribuir de modo inconsciente al plan terrorista. Es lo que sucede cuando se acumulan detalles con nerviosismo descontrolado. Entonces el periodista difunde terror; algo parecido sucede con los juicios apresurados sobre la acción de las autoridades que siembran desconfianza; o cuando se destacan la habilidad y fría determinación de los autores del atentado, que son comentarios con los que se crea una imagen de poder y eficiencia de los criminales. 

En suma, se debe informar desde las víctimas y para proteger los intereses de la sociedad; por lo mismo la noticia no ha de ser una reacción emotiva y de solo sentimiento, sino de una clara intencionalidad de servicio para la comunidad. Se ha de servir, antes que a la curiosidad de la audiencia a su inteligencia y sentido de colaboración. Se ha de mirar la noticia como un servicio y un homenaje a las víctimas, y no como una mercancía. 

Documentación

La eliminación de la guerra y de otras grandes plagas a las que la humanidad está confrontada. El compromiso ético por lso valores universales del humanismo, previene al periodista contra toda forma de apología o de incitación favorable a las guerras de agresión y la carrera armamentista y a todas las otras formas de violencia, de odio o de discriminación, especialmente el racismo y el apartheid, y le incita a resistir a la opresión de los regímenes tiránicos, a extirpar el colonialismo y el neocolonialismo así como las otras grandes plagas que afligen a la humanidad. Haciéndolo así el perodista puede contribuir a eliminar la ignorancia e incomprensión de los pueblos,a hacer a los ciudadanos de un país sensibles a las necesidades y deseos de los otros, a asegurar el respeto de los derechos y de la dignidad de todas las naciones, de todos los pueblos y de todos los individuos sin distinción de razas, sexo, lengua, nacionalidad, religión o convicciones filosóficas. 

Del código de ética periodística de Unesco. A. 9

Tipo Consulta: 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.