Fundación Gabo

¿Es ético tener un robot periodista?

20 de Junio de 2012

Consulta enviada por: David Cardona , Colombia

Fue noticia que la revista Forbes contrató un robot llamado Narrative Science para redactar noticias económicas. También hay software para la redacción de noticias deportivas, un algoritmo analiza cifras y las convierte en historias. ¿Encuentra usted objeciones éticas al hecho de que los medios estén contratando robots periodistas?

Los robots, lo mismo que el llamado periodismo ciudadano, tienen una aplicación provechosa para los periodistas profesionales: están poniendo en evidencia actividades que, aunque usualmente desempeñadas por los periodistas, no son esencialmente periodísticas. En otras palabras, los robots hacen y muestran lo que el periodista no debe considerar esencial para su profesión. Cualquiera tarea que puede ser hecha mecánicamente, con técnica de robot, no es de la esencia de la profesión. El periodista acostumbrado a esas tareas – que son las que cumple el robot o el periodismo ciudadano - está lejos de la esencia de la profesión. Esta comprobación lleva a una segunda que es la respuesta a la pregunta: ¿y cuál es esa esencia de la profesión? Como ya lo decía Pulitzer, el periodismo no es solo dar noticias. En efecto, es mucho más que eso, de modo que ningún avance tecnológico podrá reemplazar al periodista que hace entender la información, que la ubica dentro de un proceso, que sabe destacar sus proyecciones y que la convierte en un estímulo para la participación. Son actividades que el periodista desarrolla en la medida en que informa para cambiar algo todos los días, y para convertir a sus receptores en conciencia de la historia diaria. Estas tareas, nada rutinarias, se están destacando merced al apremio (para algunos, amenaza) de las nuevas tecnologías.

Documentación

¿Cuáles son las claves que nos hemos trazado para los próximos pasos que estamos dando? Mejor dicho: son presupuestos que siempre estuvieron en nuestros planes, pero que ahora los enfatizamos aún más. El primero es mantener vivos los principios y los valores de la profesión y de la organización; segundo, tener la consigna siempre presente de creatividad e innovación permanente. Y en este sentido es clave el trabajo de los periodistas de la redacción central, de la redacción off line y de la redacción on line. Creo que estamos en un momento de una impresionante y nunca vista transformación de los medios. Y somos los que trabajamos en los medios, los periodistas, los que debemos inventar estos nuevos caminos que vamos a recorrer. Más que asustarnos, bloquearnos o deprimirnos tenemos que sentirnos inventores. Y tenemos la capacidad para hacerlo. Esa veta de creatividad estaba más enfocada en la edición de cada día. Ahora tenemos que mirar con una perspectiva mayor y tenemos que desarrollar ambientes donde se puedan trabajar, sobre todo, nuevas ideas que se puedan aplicar. Hablando de inventar, yo busqué la acepción de inventar en el diccionario y había dos acepciones de connotación positiva y dos de connotación negativa. La negativa: “fingir hechos falsos”, “levantar embustes”. En general cuando se dice que los periodistas inventan, la gente se refiere a estas cosas. Estamos trabajando para que los periodistas inventemos, que corresponde a las primeras acepciones o sea “hallar y descubrir algo nuevo o no conocido. “Dicho de un poeta o de un artista. Hallar, imaginar, crear su obra”. En eso estamos. Guillermo Cullel en Desafíos del periodismo Real. Clarín, Buenos Aires. P 122

Respondido por: Javier Darío Restrepo

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.