¿Qué deben transmitir las imágenes con las que se informa sobre hechos violentos, como los ocurridos en Siria?
5 de Abril de 2017

¿Qué deben transmitir las imágenes con las que se informa sobre hechos violentos, como los ocurridos en Siria?

Foto:  kaboompics // Pixabay

¿Cuál debe ser el uso ético de las imágenes violentas de los bombardeos en Siria? ¿Se pueden usar o no se deben usar? ¿Cuál es el criterio ético sobre esto?

Respuesta:

Los periodistas más responsables, antes de utilizar las imágenes o de escribir sus textos sobre estos hechos violentos, piensan como familiares de las víctimas: ¿cómo los afectará la publicación de esta imagen o de este relato sobre los hechos? Es una consideración que impone un tono, una manera de informar, en la que interviene como guía la compasión.

Pero aún si se trata de una información que por la distancia geográfica que nos separa de Siria, hace presumir que esas familias nunca la verán, la selección de las imágenes y de las palabras para relatar el hecho, estará presidida por la intencionalidad de servir a todos los que recibirán la información, induciéndolos a la solidaridad.

En efecto, una noticia de esta naturaleza se puede leer con curiosidad y como entretenimiento, o para ser solidario.

Si el periodista solo responde a la curiosidad del receptor, selecciona las imágenes y términos más excitantes. En este caso su información no tendrá más alcance que una sensación de momento que nada aportará al receptor. Esto ni justifica, ni enaltece la profesión. La envilece.

Si, en cambio, se busca llegar a la conciencia de las personas, interpelándolas, convoca su solidaridad con las víctimas y provoca el rechazo por esta expresión de violencia y de inhumanidad, la información cumple su papel: cambiar algo en la conciencia de los que recibirán esta información.

Esta última actitud determina un manejo cuidadoso de las imágenes y las palabras. Se trata de hacer pensar y sentir, que es algo distinto del objetivo de responder a la curiosidad.

Es definitiva, por tanto, la intención con la que el periodista informa. De ella depende, o el uso sensacionalista de los materiales, o su manejo inteligente y dignificador.

Documentación

Los televidentes consideran de mal gusto mostrar imágenes de cadáveres, junto con momentos muy íntimos de las personas, o imágenes sádicas. No obstante, diferencian entre la información y el sensacionalismo, utilizando como criterio el aprendizaje social, es decir, que la difusión de esos contenidos permite cierto progreso de la sociedad, aunque sea de mal gusto es necesario que la sociedad lo vea. Esta tendencia se corresponde con las respuestas de los periodistas que consideran mostrar este tipo de imágenes con la finalidad de sensibilizar a la población.

En el país vasco los ciudadanos afirman que a la hora de dar la noticia se utilizan muchos términos que a lo mejor no son adecuados para la ciudadanía, pero que el mayor impacto que recibe el público deviene de las imágenes que se utilizan en el acompañamiento de la noticia. En la mayor parte de los casos se ha percibido cierta limitación en el lenguaje empleado en los medios, eliminando el uso de palabras malsonantes, calificativos insultantes, etc. Sin embargo esta restricción no se ha observado en las imágenes emitidas.

También declaran que si bien es cierto que en unas ocasiones una imagen demuestra de un modo más gráfico la noticia que se está emitiendo, en muchos otros casos, lejos de aportar mayor claridad, lo que ofrece es un mayor porcentaje de morbo y sensacionalismo. También consideran que el exponente más visible de este tipo de utilización aparece en la televisión y en las imágenes que en muchos casos se emiten en los espacios informativos: “son las televisiones las que más emiten este tipo de imágenes, te los dan como lo más normal del mundo”.

Fabiola Alcalá  en La Ética informativa vista por los ciudadanos. Editorial UOC, Barcelona 2010. p. 250-251

Tipo Consulta: 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.