Fundación Gabo
8 de Noviembre de 2016

¿Tienen responsabilidad los medios en la fama desbordada de Trump?

Consulta enviada por: Arturo Menéndez, Estados Unidos

El riesgo de tener como presidente a Donald Trump se le está atribuyendo a la prensa que hizo de él un personaje. ¿Cuál es la responsabilidad de la prensa y del periodista en un caso como este?

Respuesta: Los medios de comunicación no solo son responsables frente a los individuos que pueden ser afectados por sus informaciones, también contraen deudas con toda la sociedad.

Los casos más evidentes son los que vinculan las informaciones de la prensa con el crecimiento de los niveles de intolerancia, o de fanatismo, o de odio en la sociedad.

De la misma manera la prensa puede contribuir al crecimiento de una actitud generalizada de tolerancia, de comprensión, compasión o fraternidad en la sociedad.

Hay un poder pedagógico en la información pública que los medios pueden potenciar. La certeza de este poder le crea al periodista deberes como  el de mantener activa una mirada crítica sobre los hechos y personas que influyen en la vida de la sociedad. Los errores que se cometen en esta apreciación se pueden deber o a la presión de intereses personales o del medio de comunicación, o a la pasividad con que se asume la tarea de informar.

La convicción de que no hay comunicación sin efecto contribuye  a un ejercicio activo de la tarea de informar que hace ver sus efectos sobre el bien de la sociedad. El periodista  deja así, de cumplir un papel mecánico y asume una función social de liderazgo. Cuando suceden hechos como el que motiva esta consulta cabe pensar que el interés comercial o la indiferencia frente al impacto de la información, le han impedido a la prensa cumplir su papel orientador y de estímulo a la inteligencia de los receptores e su información.

Documentación

¿Tienen responsabilidad los medios en la fama desbordada de Trump? Sí, responden analistas, pues le dieron un cubrimiento desproporcionado; no dejó de salir desde 2015 en el papel y en las pantallas.

El resultado, según Media Qu8ant, una consultora estadinense es que Trump consiguió gratis una cobertura que a otro candidato le hubiera costado 2.499 millones de dólares. Trump, según la misma firma solo gastó 10 millones de dólares en anuncios. El resto lo hicieron las redes y los medios que sacaron cada una de las mentiras y locuras que decía, sin contrastar. Y lo más grave, tuvo buena prensa, según Media Quant que encontró que “el 91% de la cobertura de hace unos meses fue positiva para Trump, cuando su rival, la señor Clinton apenas tenía el 71% de cubrimiento favorable”.

Un estudio realizado por los politólogos Kevin,  Reuning y Nick Dietrich, de la universidad del estado de Pensilvania, mostró que el cubrimiento mediático le ayudó  a mantener la ventaja a Trump pues cuando salió más aumentó la intención de voto por él.

Brendan Nyha, especialista en ciencia política de la Universidad  de Darmouth le dijo a France Press que el republicano empujó a los medios más allá de los  límites de un tratamiento de un tratamiento pretendidamente objetivo. “Trump obligó a los medios a reconocer los límites de una cobertura regida por Trump” dijo y que evita cualquier tema de partido”.

Hoy, ya todos tomaron partido. El problema es que podría ser demasiado tarde. Lo que están haciendo ahora los medios está bien, pero demasiado poco y demasiado tarde” dijo a la AFP Angelo Carusone, director de una página web que analiza el comportamiento de la prensa. “Le dieron más de un año de cobertura mediática sin examen crítico, lo que le permitió vencer fácilmente en las primarias republicanas”,agregó.

Angélica Lagos en El Espectador, 19-10-16)

Respondido por: Javier Darío Restrepo

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.