Fundación Gabo

¿Es ético que un periodista apague su cámara para ayudar a rescatar personas en una catástrofe?

20 de Diciembre de 2016

Consulta enviada por: Santiago Ramírez, Colombia

Leí sobre un estudiante de periodismo que apagó su cámara y se puso en el papel de rescatista. Sin quitarle mérito a la ayuda, ¿fue ético lo que hizo?¿ No están para eso los socorristas y la policía?

Respuesta: Escribió Kant sobre el ser ético y lo describió como ser legislador de sí mismo. Es una descripción que descarta la heteronomía de lo ético, - es decir que procede de agentes externos- y que, en cambio, enfatiza su autonomía. Uno es ético por decisión propia, no por  imposición ni por presión desde afuera.

Todo este párrafo para afirmar con fundamento que en ética nadie es juez de nadie, salvo de sí mismo. Esto nos permite concluir que el periodista que se convirtió en socorrista, abandonando sus tareas informativas, debió tener razones para hacerlo que solo él conoce y que a él y solo a él le permiten juzgar su conducta.

En esas razones cabe todo: desde el motivo más noble: salvar  vidas humanas que sin su ayuda se habrían perdido, hasta la trivialidad de hacer el héroe para ser reconocido. Entre esos dos extremos habría otras razones con las que se podría explicar el súbito cambio de rol profesional.

Otra cosa es lo que él tendría que explicar a sus jefes que esperaban de él un trabajo específico. Pero esto pertenece a una esfera distinta de lo ético.

En el interior de su conciencia este periodista solo este periodista sabe si hubo o no razones suficientes para cambiar su actividad profesional que claramente le indicaba que el periodista también ayuda, pero de otra manera, con la fuerza y el influjo de la información.

Documentación

Es fundamental que el periodista tenga conciencia de que en la cobertura de una catástrofe  o de una  emergencia la prensa cumple una importantísima función social que debe ejercer con la mayor responsabilidad. Los medios constituyen uno de los principales sitios a los que recurre la población en busca de información que pueda significar un alivio, a su situación: los medios gráficos tienen más lectores,  la radio y la televisión ven incrementada su audiencia.

Es preciso que el periodista tenga presente que la información que proporcione podrá contribuir, por ejemplo 

  • A llevar tranquilidad a los damnificados y a sus allegados.
  • A prevenir consecuencias más serias;
  • A orientar a los afectados en la recepción de la ayuda;
  • A canalizar los aportes solidarios dela población;
  • A evitar que se agrave el caos  propio de estos desastres;
  • A señalar los grupos humanos o sectores que aún no fueron asistidos;
  • A hacer públicas las propuestas para paliar la situación.

La responsabilidad en el ejercicio dela función social de la prensa durante las emergencias no implica de ningún modo que el periodista sea quien evalúe cómo llevar tranquilidad a los afectados, cómo prevenir efectos más serios, cómo evitar que se agrave el caos, cómo canalizar la ayuda solidaria, etc. Por más que se haya perfeccionado en la cobertura de catástrofes, el periodista no es un experto en defensa civil. Atento a las posibilidades y oportunidades que se le presenten de ser útil en esta coyuntura, siempre deberá acudir a los especialistas y fuentes directas que están trabajando en la emergencia.

Sibilla Camps: Periodismo sobre catástrofes, Paulinas, Buenos Aires, 1990. P. 28 y 29.

Respondido por: Javíer Darío Restrepo

Comentarios

 

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.