Consultorio Ético de la Fundación Gabo
3 de Octubre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿En qué consiste el valor ético de la responsabilidad?
Esta respuesta incluye la documentación que habitualmente se encuentra después de las respuestas.
Etimológicamente responsabilidad viene del verbo responder y significa tener capacidad de respuesta. Es responder por algo, o por alguien.
Esa respuesta del responsable, puede abarcar las tres dimensiones temporales:
Se responde por hechos sucedidos en el pasado: por una deuda, por un compromiso adquirido, o por una palabra dicha, o callada.
Se responde por las acciones presentes,
Y se responde por los efectos de una acción, una palabra, o un silencio.

Documentación.

1.- La Responsabilidad en los códigos.
Los códigos de ética periodística, lo mismo que las normas de los Manuales de Estilo o de Redacción dan por hecho lo que el Consejo de Europa establece:
" El ejercicio del periodismo comporta derechos y deberes, libertades y responsabilidades."
Esos códigos contemplan las dimensiones temporales de la responsabilidad. Quizás la definición más precisa es la que se encuentra en el Código de Etica de la Asociación Interamericana de Prensa:" Antes de escribir, tener conciencia del poder del instrumento de que dispone un redactor para influir en las masasy recordar que el daño causado no puede ser reparado totalmente, ni por una explicación, ni por una retractación, por generosa que sea."
La conciencia del poder que se maneja es el punto de partida de ese sentido ético de la responsabilidad e impone una capacidad para responder por el poder que el periodista maneja diariamente.
El Washington Post en su Código de Conducta lo expresa así:
" Tenemos plena conciencia de que el poder que hemos heredado como el diario matutino predominante en la capital del mundo libre, trae consigo responsabilidades específicas:Escuchar a quienes no tienen voz,Evitar toda actitud de arrogancia,Dirigirse al público cortésmente y de manera directa." Es un poder que abarca el área de las conciencias así lo expresa el Código de la Federación Latinoamericana de prensa (Felap):" Es responsabilidad política e ideológica porque influye en la conciencia de las masas..es insoslayable y constituye la esencia de su función social."
También toca la fama y el honor de las personas. Esta es la expresión que consigna el código de Etica del Grupo Correo, de España:
" El periodista debe ser consciente de que su actuación tiene gran incidencia sobre la fama y el prestigio de las personas y entidades que son objeto de las informaciones."
Siendo de tal alcance este poder, la responsabilidad impone actitudes preventivas. El Libro de Estilo de Telemadrid recuerda que:
" El periodista es el primer responsable de la calidad y de la objetividad de la información y debe esforzarse en presentar una información veraz, lo más completa posible, interesante, actual y de alta calidad."
Además, puntualizan los códigos, es un poder que puede hacer daño.Lo admite el Libro de Estilo de Telemadrid a sus periodistas:
" Su trabajo (el del profesional de la comunicación) suele tener en más ocasiones que las deseadas, consecuencias sociales y personales negativas."
Por tanto, la responsabilidad impone una reparación del daño. Esta expresión es tomada del mismo Libro de Estilo de Telemadrid:
" El redactor tiene la obligación de revisar su información, tanto en textos como en imágenes, antes de su publicación. El primer responsable de las erratas y de las equivocaciones es el autor de la información. Quien autoriza la difusión de erratas y de errores se corresponsabiliza, igualmente, de ellos."
Es el mismo criterio ético del diario El Mundo de Madrid, consignado en su Manual de Estilo:
" Todo redactor es responsable, a cualquier efecto, de las informaciones que realice, escriba y asuma."
Sin embargo, la advertencia del código de la Asociación Latinoamericana de prensa, citada arriba, es perentoria:
" el daño hecho nunca se repara totalmente."

2.- Relaciones de la responsabilidad.
El código de Honor Profesional de las Naciones Unidas aporta un elemento clave: la relación entre responsabilidad y libertad y llama a la responsabilidad, salvaguarda de la libertad.
" Esta libertad (la de información y de prensa) estará tanto mejor salvaguardada si, con esfuerzo serio de voluntad, el personal de la prensa y de la información, cualquiera sea el modo de expresión del que se sirve, no deja nunca que se debilite el sentimiento de la propia responsabilidad."
Es uno de los varios textos en los que se encuentra el equilibrio entre libertad y responsabilidad, como valores que se necesitan entre sí.
Otra relación esclarecedora es la que se establece en el código de Unesco y en el código del Colegio de Periodistas de Cataluña, entre responsabilidad y conciencia:
" Esa responsabilidad (la de la información transmitida) obliga al periodista a actuar conforme a su conciencia ética." (Unesco)
" En su condición de actores principales del ejercicio de un derecho fundamental, del que son depositarios todos los ciudadanos, los profesionales de la información deben desarrollar su función atendiendo al doble compromiso de la responsabilidad derivada de su importante tarea y del mandato de su propia conciencia, de acuerdo con los principios deontológicos de la profesión periodística."

3.- ¿Ante quién se responde?
Un aporte valioso del código de los periodistas suizos y de la Comunidad Económica Europea es su precisión sobre las instancias ante las cuales debe responder el periodista.
Según estos códigos, el periodista es responsable, primero, ante el público, sólo después ante los poderes públicos y en último lugar ante el medio de comunicación.
La Sociedad Sigma Delta Chi subraya que la responsabilidad obliga al periodista a usar su estatuto en beneficio del público antes que en provecho propio o de su empresa.

Las referencias a los códigos han sido tomadas deEtica y Periodismo, de Hugo Aznar, Paidos, Barcelona, 1999.
Deontología informativa de Ernesto Villanueva, U. Iberoamericana, Ciudad de México, 1999.
Codigos deontológicos de los medios de comunicación, de Porfirio Barroso Asenjo, Paulinas, Madrid, 1984.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.