¿Qué estrategias éticas se deben realizar por el periodismo en mi país?
22 de Julio de 2016

¿Qué estrategias éticas se deben realizar por el periodismo en mi país?

Foto: Pixabay

Me refiero al asesinato de periodistas en Honduras. ¿Qué estrategias éticas se deben realizar por el periodismo en mi país?
Desde el punto de vista ético, una situación de crisis como esta debe ser mirada y tratada como una oportunidad.

a) Oportunidad para activar la solidaridad gremial. Unos periodista sólidamente unidos son menos vulnerables y con mayores posibilidades de respuesta ante las amenazas o las agresiones. Es, por tanto, la ocasión para examinar: la existencia o no de agremiaciones fuertes de periodistas; la solidez y eficacia de esas agremiaciones, y sus formas de responder a la situación de amenaza.

b) Oportunidad para hacer autocrítica. El periodismo amenazado responde con acciones periodísticas de calidad, de modo que si las presiones se fundan en reales o presuntos excesos de la prensa, se puede responder con un periodismo de calidad; y si las agresiones pretenden silenciar u obstaculizar la tarea informativa de la prensa, esto se convierte en ocasión para notificar a la sociedad y a los terroristas con una información de calidad.

c) Oportunidad para estrechar la solidaridad y mejorar la calidad profesional mediante la multiplicación de actividades conjuntas de mutua ayuda y de actualización de conocimientos.

Como se ve estas oportunidades fortalecen la conciencia de la identidad profesional y la del papel que el periodismo desempeña en la sociedad.

Documentación

La única manera en que un ciudadano puede disfrutar del derecho a la información, que es un derecho inalienable suyo, es desde el espacio inviolable de su propia independencia de criterio y de la independencia de criterio de quien le informa. El Estado tiene el derecho de informar a través de sus propios medios, pero dentro de un espacio compartido y no distorsionado por las imposiciones del poder contra los demás presiones económicas, control de materias primas e insumos, terrorismo fiscal, discriminación en las asignaciones de publicidad gubernamental y, lo peor, a partir de allí, de leyes restrictivas a la libertad de expresión, que pretenden establecer lo que es bueno y conveniente para la sociedad y para el individuo, o lo que no es conveniente para el propio Estado. Lo que es contaminado o lo que es puro.

La libertad de expresión sólo debe depender de las disposiciones constitucionales que la garantizan de manera explícita, y de las leyes ordinarias que regulan los derechos del individuo a su privacidad, integridad y honra. Y del otro lado, el derecho ciudadano de saber es también inalienable y lo es, por tanto, el derecho de información pública, porque el peor enemigo del Estado de derecho es el secreto, cuando todo se trama y se fragua en la oscuridad, de espalda a los ciudadanos en una permanente conspiración de sombras.

Sergio Ramírez en el foro de Unesco sobre Libertad de Prensa reunido en Santo Domingo el 3 de mayo de 2008

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.