Consultorio Ético de la Fundación Gabo
3 de Octubre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Una periodista de temas judiciales publica acusaciones contra otro diario, pero el grupo editorial que publica ese diario la contrata y la incorpora a su planta de redactores. ¿Qué se puede decir de la periodista y del diario que la contrata en esas circunstancias? El caso pone en evidencia una de las mayores dificultades para el ejercicio honesto del periodismo en América Latina: las presiones contra su independencia.
El de la libertad es un valor esencial para el ejercicio profesional, hasta el punto de que es válido afirmar que es tan absurdo imaginar un cirujano ciego y sin pulso, como un periodista sin independencia.
La independencia es una actitud indispensable para encontrar la verdad de los hechos y de las personas por tanto, quien quiere mantener oculta una verdad, apela a la presión contra la independencia del periodista. Esa presión puede ser de naturaleza diferente: o la presión mediante amenazas, muy común entre nosotros, o la presión de directores, editores o jefes de redacción, de quienes depende que un periodista obtenga o pierda su puesto o la presión del soborno, en que la independencia se permuta por favores, privilegios, un cargo o dinero.
La independencia, por tanto, es tan indispensable como asediada, lo cual explica la insistencia de los códigos de ética y de los propios periodistas, para exigirla y protegerla.

Documentación.

Para asegurar la calidad del trabajo de los periodistas y su independencia, se les debe garantizar un salario digno y condiciones y medios de trabajo adecuados.
Resolución sobre Etica del Periodismo, del Consejo de Europa.

La verdad y la independencia están por encima de todo.
(Código de Etica de los periodistas de Austria.)

Creemos que los trabajadores de los periódicos deberían ser prudentes y disciplinados en su manera particular de vida, reduciendo al mínimo sus exigencias materiales y deshaciéndose de los malos hábitos y para que su voluntad no llegue a ser intimidada por la pobreza, su creencia violada por el poder y la riqueza, y su dignidad minada por la fuerza, deberían alejarse de todas las situaciones particulares que puedan poner en compromiso su integridad profesional.
Código de Etica de los periodistas de Formosa.

El periodismo es una profesión que no se ve influida por amistades y que no teme a enemigo alguno que no busca favores ni acepta justificaciones. Es una profesión en que la pasión, los prejuicios y el fanatismo son fatales para sus más altas aspiraciones, una profesión cuya práctica no puede estar influida por un espíritu estrecho y partidista, sino que debe ser justa y equitativa frente a quienes sostienen opiniones contrarias.
Adolph S. Ochs. Director del Times. Nueva York.

Si creemos que percibimos la verdad mientras otros a nuestro alrededor parecen ciegos a ella, necesitamos el valor de tener nuestras convicciones. Necesitamos coraje para rechazar la tibieza confortable de nuestros vecinos y para enfrentar el ostracismo social de la búsqueda de la verdad.
Walter Cronkite.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.