Consultorio Ético de la Fundación Gabo
3 de Octubre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Por qué los medios de Estados Unidos no mostraron imágenes de cadáveres el 11 de septiembre?¿Etica periodística? ¿Plan de comunicaciones del gobierno? Para explicar esa decisión, se pueden invocar estos factores:
El ético. Una elemental consideración de respeto por un público que había sido sometido al impacto de esa tragedia, impuso una conducta de responsabilidad. La sensibilidad de todas las personas, bajo el impacto del acto terrorista, había quedado afectada y dispuesta a reaccionar ante las imágenes de violencia. La responsabilidad, esa lucidez para prever los efectos de las acciones, evita lo que puede causar daño o fomenta lo que produce beneficio.
El comercial. Era previsible que la audiencia estaría afectada por el estado de ánimo creado por el atentado terrorista y que, dentro de esa actitud colectiva, se rechazaría cualquier contenido ofensivo, con detrimento de la circulación o de la sintonía del medio ofensor, y de su imagen pública. Por tanto, ante la posibilidad de afectar severamente su credibilidad y, por tanto, su interés comercial, los medios le apostaron a la prudencia en la emisión de contenidos de violencia.
La presión gubernamental. Pudo darse esta presión dentro de las medidas que se impusieron como reacción ante el hecho y dentro de normas de previsión pero fueron decisiones oficiales temperadas por el tradicional temor de los gobernantes de Estados Unidos a ser acusados como enemigos de la libertad de prensa.
Lo interesante de este caso es que demuestra que la ética favorece el interés comercial en circunstancias como esta. Cuando los valores éticos se aplican en beneficio de la clientela de las empresas, o favorecen su credibilidad, o fortalecen la confianza que se tiene en ellas, la ética es un factor de éxito empresarial.

Documentación.

ETICA Y EMPRESA
La experiencia original en Estados Unidos es que en una situación de incertidumbre, las únicas empresas que sobreviven y que incluso prosperan, son las éticas. Y, casi por definición, las empresas que no se comportan éticamente son las que desaparecen.

La sensación más común es que existe una incompatibilidad entre ética y competitividad porque al hablar de competitividad se piensa que es sinónimo de desalojar al adversario. Pero si se entiende por competitividad el deseo de permanecer en el mercado a largo plazo, con un beneficio suficiente que le permita ser durable, las empresas que se conducen éticamente son las que terminan siendo competitivas, por dos razones:

1.- Porque merecen credibilidad
2.- Porque generan confianza.

La credibilidad y la confianza son dos valores morales que valen tanto para el mundo personal como para el empresarial, el político y, en general, para todos los mundos.
La credibilidad es un valor que lleva a que una empresa dure el segundo gran valor sería la innovación y la imaginación. El elemento ético es un elemento de innovación dentro del mundo empresarial, es un elemento de imaginación que lleva a generar ventajas competitivas y a fomentar la apertura de mercados con un poco de imaginación y racionalidad.
No se trata de salir de la lógica de la empresa para ir a la ética (como si la ética fuera una cosa distinta) sino que sin salir de la lógica empresarial, la empresa necesita ser creíble, necesita ser innovadora y el factor ético es un factor de credibilidad y de innovación. Sólo así se puede entender la ética de la empresa.

Adela Cortina
En Una Etica Empresarial.Siglo del Hombre, editores. Bogotá. 1998.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.