Consultorio Ético de la Fundación Gabo
3 de Octubre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Hay normas éticas para la información económica? Las hay, lo mismo que para la economía. Y así como la falta de valores éticos es una de las causas del derrumbe de importantes empresas, también lo es de la dudosa calidad que puede llegar a tener una información económica.
Para esta información tienen validez los principios éticos de la profesión que dan las pistas sobre la actitud necesaria para dar una visión honesta del mundo económico.
Una buena información económica es el resultado de una pasión por la verdad, que no se satisface con los materiales que entregan a los periodistas las oficinas de prensa de las instituciones interesadas. Este es un material que debe examinarse con lupa y confrontarse con otras fuentes independientes.
Esde trabajo de investigación y confrontación demanda una total independencia en el periodista, que no reconoce más subordinación que la que lo ata al lector. De ahí resulta su sentido de responsabilidad para prevenir las consecuencias dañinas de su información y potenciar las posibilidades constructivas que hay en toda noticia.

Documentación.

La noticia (económica) no está en el detalle. Es un conjunto. Intentar ver siempre ese conjunto es una precaución útil.
La noticia no está casi nunca en el hecho específico que nos es mostrado. En el mejor de los casos ese es un aspecto, una consecuencia, un síntoma, o un dato de alguna otra cosa.
Rara vez la noticia se forma allí donde parece que se forma. Rara vez llega completa, como un fruto maduro. El trabajo está en encontrar recorridos y seguirlos hasta encontrar dónde nace el acontecimiento.
Un hecho económico es presentado casi siempre con su interpretación. Rara vez la interpretación propuesta es la fiable.
La mayor parte de las noticias económicas son como las de la moda y el espectáculo. Llegan acompañadas de la interpretación y de materiales ilustrativos y de un implícito sentido de celebración.
La mayor parte de las noticias económicas llegan unidas a un nombre. La mayor parte de los equívocos se forma ahí , cuando se utiliza ese nombre como clave.
También la desinformación económica llega con un nombre. Una vez más, la presencia loada o censurada del nombre, debería ser una buena señal de alarma.
La política colorea la noticia. No sólo público contra privado, sino alineamiento de los personajes como los radios de una rueda que se mueve. Es bueno explicarlo, o quedarse al margen.
Furio Colombo
En Ultimas Noticias sobre Periodismo.
Anagrama. Barcelona. 1997.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.