Consultorio Ético de la Fundación Gabo
3 de Octubre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Tiene algo que ver el periodismo con la bioética? En un congreso sobre ese tema, los periodistas no estuvieron porque, decían, nada tenían que ver son ese asunto. ¿Es así? Nada de lo humano le es ajeno al periodismo. Si usted trabaja en un periódico, o en la radio, o en la televisión, lo sabe bien: todos los temas tienen interés y sobre ellos el periodista debe tener un marco de referencia.
Todas las actividades que se relacionan con la vida se orientan por la bioética entre ellas, la de los médicos, consulta la guía de la bioética como una brújula iluminadora.
La ciencia médica en sus investigaciones sobre la vida humana plantea interrogantes éticos tanto para los médicos, como para los investigadores mismos y para todas las personas. A los medios de comunicación les corresponde proveer información no como intermediarios pasivos, sino como mediadores inteligentes. El intermediario pasivo se limita a recoger lo que el científico quiere decir y entregarlo a los receptores de información, sin agregar, ni quitar, como una cinta de transmisión. El mediador inteligente cuestiona, busca más datos, promueve discusiones, contribuye a la difusión del conocimiento útil para los seres humanos o a la crítica del que puede resultarle dañino.

Documentación.

No son pocos los autores que ven en la conjunción de bíos y ethos la nueva forma que adopta la reflexión ética de fin de siglo.
El denominador común de estos debates es el intento por delimitar el tipo de intervenciones de los científicos que pueden admitirse sin desdibujar los perfiles de lo humano. El problema es que para ello hace falta algo así como una naturaleza o esencia humana desde la cual sea posible la delimitación. Difícil problema para el pensamiento actual, declaradamente post-metafísico. La teoría filosófica se ve emplazada así por las urgencias de una praxis científica que, en principio, no reconoce límites.
En esta primera aproximación la bioética se ve como un conjunto de temas atravesado por el cuestionamiento a la idea del avance tecnocientífico como progreso lineal de la humanidad. Esta forma de hacer bioética es más bien teórica y se inscribe en la visión crítica de la ciencia y de la técnica. Se trata de equilibrar la balanza entre posiciones extremas -optimistas o apocalípticas- respecto del desarrollo científico-técnico.
Un logro indiscutido del desarrollo bioético, es el ingreso del bios al ámbito de las ciencias sociales, con lo que ha dejado de ser patrimonio exclusivo de la biología. El concepto de calidad de vida es un buen exponente de este desplazamiento del bíos desde el modelo explicativo fiscalista hacia una visión explicativo comprensiva que involucra tanto los aspectos biológicos como los aspectos sicológicos, socio culturales, jurídicos, económicos y políticos.
De lo que se trata es de buscar los medios o caminos que hagan posible la convivencia de tan diversos proyectos de vida o realización personal, a la vez que justifiquen racionalmente la coacción en vistas de un bien común.

Silvia L. Brussino.
En Bioética, racionalidad y principio de realidad. www.bioetica.org.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.