Consultorio Ético de la Fundación Gabo
3 de Octubre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Periodistas de un canal de TV ingresaron a una ceremonia religiosa, grabaron las ceremonias de expulsión del demonio y la recolección del diezmo. Descubiertas, fueron agredidas.
¿Hasta qué punto se puede recurrir a la cámara escondida y a la infiltración para conseguir una noticia?
¿Hay alguna regulación para el uso de la cámara escondida? Para muchos periodistas es claro que en su ejercicio profesional siempre se debe jugar limpio por eso se encuentran en los códigos de ética expresiones como esta: " no todos los métodos para obtener la noticia son éticos." (Código CPB. A 4)
Interceptar conversaciones telefónicas, grabaciones magnetofónicas sin aprobación de los que hablan, asumir identidades falsas o el robo de documentos son algunos ejemplos de un juego tramposo que expone al periodista a la acusación de actuación ilegal.
Un templo no es un lugar público sino el sitio escogido por una comunidad para sus actos de culto y, por tanto, requiere que se lo rodee de privacidad. Como un club, una fábrica o un almacén, una iglesia no es lo mismo que un parque o una calle. En estos se puede grabar para la televisión libremente, cuando no hay regulaciones en contra, vg. el secreto debido a instalaciones militares. En los otros sitios se debe contar con el asentimiento de los responsables. Los códigos de ética, cuando se refieren a estas restricciones, invocan como explicación, el respeto a la privacidad, en unos casos y en otros, el respeto al derecho que tienen las personas a su intimidad.

Documentación.

Respecto a las grabaciones subrepticias, el New York Times opera bajo una directiva de 1984, propuesta por el editor Arthur Ochs, la cual prohíbe la grabación de cualquiera conversación telefónica o personal " a menos que contemos con la absoluta aprobación de la otra parte, previa a la conversación." En el St Paul Pioneer Press and Dispatch la regulación simple es: " no grabar conversación telefónica a menos que se informe claramente a la otra parte." El Detroit Free Press deja espacio para excepciones a su política general de rechazo a grabaciones sin consentimiento. Las excepciones requieren el visto bueno del editor.
La provisión de la CBS News sobre dispositivos electrónicos de escucha y cámaras ocultas expresa una gran preocupación acerca de lo que las leyes permiten y no permiten y prohíbe a los miembros de la compañía el uso de tales recursos, en ninguna circunstancia, donde sean considerados ilegales. La política de la CBS concede el uso de cámaras ocultas en lugares público o semipúblicos, pero no en los privados a menos que la otra parte haya dado su consentimiento.
NBC News tampoco ve nada malo en usar cámaras ocultas en lugares públicos " tales como parques o calles" , pero exige aprobación de supervisores antes de que se utilice en lugares privados y en lugares que no son públicos, pero donde se invita a ingresar la gente, tales como almacenes, restaurantes y áreas comunes de edificios de apartamento u oficinas.
Es difícil entender por qué la mayoría de los códigos de ética periodística prestan tan poca atención a los métodos en juego para conseguir noticias o fotografías. Algunos de ellos no solo son cuestionables sino abiertamente antiéticos. Para mí, escarbar en la caneca de la basura de una persona sólo se podría justificar en el caso de que la información buscada fuera una amenaza a la supervivencia de la sociedad. Y lo mismo en relación con el fisgoneo electrónico, el robo o el allanamiento simple para conseguir una noticia. No se califica la ética de una pieza periodística simplemente considerando los resultados finales se deben estimar también los métodos de obtención y producción de aquello que finalmente sale al aire o se imprime.

Eugene Goodwin.
Por un periodismo independiente. Tercer Mundo. Bogotá. 1994.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.