Consultorio Ético de la Fundación Gabo
2 de Octubre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Cuál es el rol que los medios deben cumplir en la cobertura de casos policiales? Lo mismo que en cualquier otro tema, en estos casos los medios deben aportar una versión exacta de los hechos de cada día. Esta expresión es la que está consignada en algunos códigos de ética cuando explican en qué consiste el compromiso del periodista con la verdad.
El lector tiene el derecho a conocer estos hechos, que son parte de la realidad social que lo determina y que él puede determinar. Es, por tanto, un conocimiento que le permite ejercer un cierto control sobre la actividad de los cuerpos policiales, que le sirve de base para sus reclamos ciudadanos a las instituciones judiciales y que le ilustra sobre las debilidades o fortalezas de la sociedad en que vive.
Al mismo tiempo es una información que exige un claro conocimiento de las consecuencias que genera, especialmente en lo que concierne a la fama y el buen nombre de las personas. Las noticias policiales pueden implicar acusaciones, condenas, absoluciones o sospechas sobre las personas, circunstancia que demanda del periodista un agudo sentido de la justicia, puesto que una sola palabra puede ser suficiente para afectar la vida de las personas, o para dificultar la acción de los agentes de la justicia.

Documentación.

Las leyendas sobre las desapariciones de niños tienen dos grandes recorridos: uno se sitúa cerca del peligro que los niños corren realmente en todo el mundo: ser víctimas de la violencia sexual. El otro se sitúa en las proximidades del tema angustioso, jamás esclarecido del tráfico de órganos. A juzgar por el número muy bajo de donantes en los países en los que la información es imprecisa y escasa, existe una relación evidente entre la fuerza de la leyenda y la debilidad del periodismo. Alrededor de esta convicción se forman vastas oleadas de pánico colectivo, denuncias, procesos, espantosas acusaciones de ritos sexuales y satánicos que tienen por víctimas a niños, a veces centenares de niños, a veces a manos de una sola persona.
La circulación libre e, incluso, acreditada, de semejantes materiales demuestra la debilidad de las verificaciones periodísticas, la ausencia de autoridad y credibilidad de los reporteros, la escasa voluntad de los diarios y de las televisiones para esclarecer las cosas, la preferencia por la parte sensacional de las historias respecto a la verificación, el escaso interés por las fuentes, la disponibilidad a relacionar fragmentos y jirones de narraciones populares hasta convertirlas en historias con una dignidad periodística que no debieran tener.
Con el tiempo la acumulación de mala información puede dar lugar a verdaderas tragedias. Ha escrito Lucia Annunziata que " siempre existe una razón política" desde los tiempos de la leyenda de la sangre. En cualquier caso la leyenda metropolitana en la cultura popular es directamente proporcional a un fracaso del periodismo en su versión más moderna: descubrir, comprobar, reconstruir, desmentir, tranquilizar, impedir la niebla peligrosa de la superstición.

Furio Colombo
En Ultimas Noticias de Periodismo.
Anagrama, Barcelona, 1997. Páginas 196, 198 y 199.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.