Consultorio Ético de la Fundación Gabo
29 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Qué tan ético puede ser que las investigaciones periodísticas asuman una tendencia partidista o política? Los medios más poderosos son de grupos económicos que hacen inclinar la balanza según los intereses de los dueños. Cuando el medio de comunicación se inclina por el peso de los intereses del dueño, del director o del periodista, está incurriendo en la usurpación de un derecho que no es suyo. El régimen de propiedad de un medio de comunicación es diferente al que predomina en cualquiera otra empresa por cuanto la materia prima de la empresa de comunicación es un bien social: la información pública. El manejo de esa materia prima le genera al dueño del medio de comunicación y a quienes lo operan, unos deberes para con la sociedad que es la verdadera dueña de esa materia prima. Los propietarios de medios tienen, pues, el carácter de concesionarios a quienes el gobierno, en nombre de la sociedad, les otorga el privilegio de manejar la historia diaria que toda la sociedad construye.
A las consideraciones anteriores hay que agregar el deber ético de buscar y difundir la verdad de los hechos con independencia y responsabilidad el cumplimiento de las normas correspondientes plantea dilemas éticos cotidianos al periodista, que lo obligan a mantener un equilibrio entre los distintos intereses que presionan sobre él: los intereses propios, los de la empresa, los de sus superiores y los de los lectores a quienes debe una información veraz y oportuna, que no admite concesiones a ninguna clase de otros intereses.

Documentación.

Lo más común es la formulación idealista de dos tipos contradictorios de periodistas: una el periodista neutral y objetivo, distanciado pasivamente de los eventos que se tratan. Lo opuesto es el periodismo comprometido, participativamente y socialmente obligado, que promueve causas. En realidad estas dos percepciones de ninguna manera se excluyen. Un periodista puede sentirse igualmente comprometido con el reportaje objetivo y neutral y experimentar una obligación social. Janowitz a la vez que hace una distinción entre las autopercepciones del selector de noticias (gatekeeper) y el "defensor" de una causa, considera que el credo profesional ideal del periodista debe ser una síntesis entre el compromiso y la neutralidad. La síntesis no debe, sin embargo, dar el mismo peso a los dos element

Michael Kunczik
En Conceptos del Periodismo. Fundación Ebert. Bonn 1991.- P. 61 y 62

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.