Consultorio Ético de la Fundación Gabo
29 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Qué es ser coordinador periodístico de un informativo cultural y director general del mismo informativo? Sobre todo cuando este no es periodista.
En efecto, la información - sea cultural, deportiva, económica, política o de cualquier otro carácter- no es propiedad del periodista ni del medio, sino de la sociedad. Es "un bien social," como expresa Unesco en el código de ética periodística, y se trata de un bien indispensable para la sociedad. Por eso las constituciones de los países democráticos la protegen contra la censura, con el libre acceso a las fuentes, con la consagración del decreto profesional y con las garantías legales para el libre ejercicio de la profesión. No se trata de un bien cualquiera, del que se puede echar mano para convertirlo en negocio o instrumento al servicio de alguien o de alguna institución o empresa. Es un bien de la sociedad y como tal debe ser manejado.

Documentación.

Existe una tendencia moderna a reclamar mayor autonomía de los periodistas en el ejercicio de sus funciones. La base de esta forma de pensar es la certeza de que el periodismo es una actividad sustentada en la responsabilidad de quien la ejerce y que para ser responsable el periodista necesita trabajar con libertad. Esta posición cree ver en el manejo empresarial del medio de comunicación una forma de manipular y servir intereses ajenos a los del propio periodismo. La creencia de que una excesiva preponderancia comercial puede anular los mejores propósitos profesionales, ha hecho que surjan iniciativas destinadas a evitar esos malos resultados.
Pero no sólo se teme una manipulación económica sino también, y en importante medida, las de carácter religioso o político. Incluso es en este campo en donde se puede producir con mayor fuerza una falta de entendimiento entre la dirección y los periodistas.
Las fórmulas que se han buscado para solucionar esos problemas son varias:
Consejos de redacción organizados con la participación de todos los periodistas. Sus decisiones son determinantes. En algunos casos los consejos tienen facultades para elegir al director del medio, censurarlo o deponerlo.
Ombudsman.- Es a la vez fiscal y juez, nombrado por la dirección o por el Consejo. Su mandato por lo general dura un año, aunque puede ser reelegido, pero no destituido, aunque el dictamen desagrade a sus electores. Su trabajo es autónomo e independiente.
Pacto de autonomía. Consiste en pactar la autonomía de la redacción, estableciendo que la administración debe mantenerse alejada de las decisiones periodísticas. Este pacto generalmente tiene una vigencia determinada.
Sociedades de redactores. Hay algunos ejemplos en el mundo, en que los periodistas son socios de las empresas en que trabajan, ya sea a través de la formación de sociedades de redactores o de cooperativas. En ambos casos, los periodistas deben aportar capital, además de su trabajo.
Emilio Filippi
En Fundamentos del Periodismo. U. de Florida y Trillas. México D.F. 1997. Pág. 79 y 80.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.