Consultorio Ético de la Fundación Gabo
29 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Cuál es la importancia y trascendencia de la opinión en la sociedad actual? La opinión es importante en una sociedad porque es un mecanismo de búsqueda de la verdad sobre asuntos que conciernen a todos. Una opinión es menos que una prueba científica, pero es más que una expresión caprichosa o una inspiración repentina se la considera una posición intermedia entre la certeza y la duda, es decir, parte de un ejercicio de conocimiento, por eso aparece como expresión de partes que están en controversia, en que se pronuncia a favor o en contra de algo o de alguien y manifiesta la conclusión o el juicio al cabo de un examen de algún hecho, idea o persona.
Cuando en una sociedad existe una opinión activa, que se manifiesta de modo permanente frente a todo cuanto sucede o se dice en una sociedad, la democracia disfruta de buena salud. La democracia, a la vez, defiende el derecho a la opinión libre y se alimenta del ejercicio de esa opinión. Como ejercicio de la razón y de la palabra, la opinión puede llegar a hacer superfluo el uso de la fuerza en una sociedad en cambio, la imposibilidad de opinar crea la posibilidad del recurso a la fuerza como forma de expresión.

Documentación.

Cuando afirmamos que el periódico es un intérprete y el periodismo un método de interpretación periódica de la realidad, no negamos que pueda y deba distinguirse entre información y opinión lo que afirmamos es que se trata de dos clases de interpretación.
La interpretación de primer grado nos dice qué ha pasado, es descriptiva. La interpretación de segundo grado nos dice qué significa lo que ha pasado, es evaluativa. La primera opera más o menos directamente con la realidad en crudo: acontecimientos, hechos, palabras la segunda tarea de los medios como intérpretes consiste en permitirnos hacernos cargo de la significación que el hecho traducido a noticia puede tener. La primera interpretación es indicativa la segunda es exegética.
Como interprete, el medio no sólo dice lo que ha pasado y apunta la significación de lo que ha pasado, sino que también escoge entre las cosas que han ocurrido y entre las noticias que le llegan procedentes de las agencias, que nacieron a veces precisamente como asociaciones de periódicos para explotar unos servicios comunes que adelante y faciliten el trabajo de redacción.
"La dificultad de permanecer bien informado no está hoy en que las noticias sean escasas, sino que hay demasiadas �noticias� cada día para que el hombre corriente pueda asimilarlas", escribió Henry R. Luce, que fue director del semanario norteamericano Time, cuyo éxito proviene de haber comprendido esa necesidad de selección e interpretación. Al decir qué noticia va publicar y qué noticias no merecen publicarse, el periódico interpreta la realidad: eso es importante y significativo, aquello no lo es tanto.
En su obra Mass Communication, Charles R. Wright advierte que la función principal de la interpretación es impedir las consecuencias indeseables de la comunicación masiva de noticias. La selección, evaluación e interpretación de las noticias, guiadas por el criterio de qué es lo más importante que sucede en el ambiente, se tiende a impedir una sobremovilización y excitación del público.
Cualquier sociedad puede padecer, en efecto, dos males contrarios: la falta de información y la sobrecarga o excesivo indigesto de ella. Los medios de comunicación, a través de una interpretación adecuada de la realidad, deben regular el suministro de información y escoger lo que, a su juicio, merece ser realmente conocido.

J. Gutiérrez Palacio
En Periodismo de Opinión. Paraninfo. Madrid. 1984. P. 14 y 15.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.