Consultorio Ético de la Fundación Gabo
29 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Una nota sobre las comidas que el congreso les ofrece a los reporteros que cubren esa fuente, ha dividido al gremio. Unos aplauden la medida y otros no aceptan esas comidas porque tradicionalmente el legislativo las utiliza en contra de los periodistas. ¿Cuál es la actitud adecuada cuando un funcionario o institución ofrece esos favores? En los códigos de ética llama la atención la severidad con que se rechazan los regalos, ventajas, favores, privilegios o sinecuras que las fuentes ofrecen a los periodistas. La explicación de esa severidad es que esos ofrecimientos ponen en peligro la independencia del periodista y la independencia es una condición para llegar a la verdad o para difundirla.
Algún presidente centroamericano, de ingrata recordación, dijo alguna vez públicamente que los periodistas no merecían su respeto, precisamente por esa razón: al llegar a las ruedas de prensa aparecían más interesados en obtener un buen plato que en lograr una buena información. Fue una manera burda de poner en evidencia el peligro que representan, para la credibilidad y la dignidad del gremio, esos favores. Los regalos que proceden del poder - y de las fuentes en general- tienen esa doble y dañina consecuencia: limitan la independencia del periodista para informar, y debilitan su credibilidad en el momento de publicar su información.

Documentación.

Los periódicos no deben someterse a presiones exteriores, sean de los gobiernos, partidos políticos, intereses comerciales o individuos.
Código de la Federación Internacional de Editores de Periódicos. A 11.

La aceptación y la concesión de ventajas de cualquier clase que puedan perjudicar la libertad de decisión de la editorial y de la redacción son incompatibles con el prestigio, la independencia y la misión de la prensa. Quien se deja sobornar para propagar o suprimir noticias actúa deshonestamente y en contra de su profesión.
Código de periodistas de Alemania Federal. A. 14.

El periodista debe cuidar su independencia y dedicarse a una práctica desinteresada no deberá aceptar ni dinero ni ventajas materiales o morales por publicar lo que estima que se debe publicar o silenciar lo que cree que no se debe publicar.
Código de periodistas de Bélgica. A. 38.

El periódico debe salvaguardar su propia dignidad. Sobre todo es necesario evitar que el periodista quede sometido a las personas que detentan el poder. Los periodistas no deben aceptar ni buscar compensaciones ilícitas ni dejarse corromper moralmente.
Código de periodistas de Corea del Sur. A. D 1.

La profesión de periodista es incompatible con la búsqueda de ventajas personales o destinadas a terceros y contrarias al interés público. No se hará uso de medios tales como la mentira, la presión o la amenaza para obtener noticias. El periodista no debe aceptar ningún regalo hecho para influenciar en sus escritos. No puede firmar ningún comunicado en el que claramente o con palabras encubiertas se nota que se trata de un anuncio. No debe solicitar publicidad.
Código de periodistas de Israel. A 4.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.