Consultorio Ético de la Fundación Gabo
29 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Parece una cuestión fría, académica, pero al discutimos con pasión porque vemos allí algo que marca la vida profesional: ¿qué sentido tiene vivir para contar noticias que hoy se leen y mañana se olvidan? Algunas noticias serán olvidadas, pero otras serán el punto e partida para una decisión, para un mejor conocimiento de sí mismo, o para tomar posición frente al mundo que nos rodea. El reto para el periodista es producir noticias que cumplan estos objetivos y que, por tanto, no puedan olvidarse.
Como se ve el tema tiene que ver con la definición de noticia que el periodista lleva consigo como guía de su trabajo. Si su concepto de noticia no abarca nada más allá de lo raro, lo espectacular y lo sorprendente, es muy probable que escribirá para el olvido son tántos los datos raros que es posible conocer hoy en día, que uno más apenas si logra el efecto de un fuego de artificio, que se apaga en el segundo siguiente a su aparición.
Un concepto más moderno y maduro de la noticia la vincula con lo que más interesa al mayor número en ese caso se relaciona con la suerte de todos, con sus mayores y más permanentes intereses y, en consecuencia, es una información que perdura porque afecta el interés y no, simplemente, la curiosidad de las personas.

Documentación.

Hay un Michel de Foucault cuyas posiciones teóricas permanecieron constantes y alrededor de ellas se cristalizó una especie de doxa que considero constitutiva para un nuevo periodismo.
Proposición número uno: La filosofía es la historia. La filosofía sólo tiene sentido si adopta el rostro de la historiaProposición número dos: la historia es el acontecimiento. Esa historia sólo tiene sentido e interés si rompe con el viejo discurso de la historia continua, cuyos hechos se supone encadenados en una serie ininterrumpida de sabias casualidades.
Proposición número tres: el acontecimiento es el presente. Hay presente y presente. Está el presente de san Agustín que sólo se escudriña con la esperanza de encontrar en él los signos de un origen oculto o de un acontecimiento glorioso. Pero también está el presente puro, sin fin ni objetivo, sin promesa ni retrovisor. ¿Qué es lo que se esconde bajo esta palabra precisa, flotante y misteriosa, absolutamente simple de "hoy"? Este es el fondo del oficio de periodista, explícitamente definido como el diagnosticador del presente. Este es el tipo de periodismo que habría que saber practicar.
Cuarta proposición. Esta actualidad, este presente, se dicen en textos que se denominan reportajes o investigaciones.

Bernard-Henry Levy.
Punto de lectura. Madrid, 2003. Resumen de las páginas 274,275,276.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.