Consultorio Ético de la Fundación Gabo
26 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Desde el punto de vista ético ¿cuáles deben ser las orientacionesfundamentales en la discusión sobre la Sociedad de laInformación? Utilizo como guía a Manuel Castells en el primer volumen de LaSociedad Red ( Siglo XXI Editores, México 2000. P. 43, nota 33) cuandodistingue entre " sociedad informacional" y "sociedad de la información"como expresión, esta última, que " destaca el papel de la información enla sociedad.." Y explica: "la información en su sentido más amplio, esdecir, como comunicación del conocimiento, ha sido fundamental en todaslas sociedades, incluida la Europa medieval, que estaba culturalmenteestructurada y en cierta medida unificada en torno alescolasticismo."
Al desarrollarse la tecnología de la información, la sociedad de lainformación, la información, las autopistas de la información, losproblemas éticos resultan más complejos de lo que fueron en la Europamedieval porque hoy debemos tener en cuenta aspectos como el derecho detodos a la información, amenazado por los poderes institucionales yempresariales que pretenden manipular y concentrar la información ysubordinarla a sus intereses ese hecho pone en evidencia otra urgenciaética: la de la información libre que supone tácticas como laindependencia de quien informa y de la empresa de información. Y comofuente de esas actitudes éticas, el valor de la responsabilidad, quedeja al descubierto la naturaleza social de la información, que no es unbien individual, ni corporativo, ni empresarial, sino un bien de toda lasociedad.
Como se ve, esa utopía de la sociedad de la información se asienta enlos valores éticos que orientan y animan el sentido de lopúblico.

Documentación.

Los medios no pueden entenderse sino como servicio público. Porque lainformación y la comunicación son un servicio a la colectividad,imprescindible para la supervivencia democrática y para el desarrollo dela cultura. El concepto de servicio público no parece tener ya otrosentido que el material, aquel cuya titularidad la tiene el estado. Sies cierto que la información es esencial para el ejercicio de lademocracia, si la cultura es un bien básico y la cultura se distribuye,en gran medida a través de los medios de comunicación, estos seadecuarán a la definición de servicio público en la medida en que seancapaces de realizar ese servicio.
¿Qué deben hacer para ser capaces? Primero, concebirse no solo comosujetos de un derecho - la libertad de expresión- sino también comosujetos de deberes, que son la garantía de otros derechos básicos. Debensentirse corresponsables de una serie de tareas entre las cuales está nosólo la de informar bien o entretener con dignidad, sino la de formar -o no deformar- a un público vulnerable e inmaduro.
En segundo lugar los medios serán un servicio a la ciudadanía siconsiguen interesarla y hacerla partícipe de aquello que debeimportarle. El público no es tonto y aunque masivamente puede dar unadeterminada respuesta, luego niega el afecto y el reconocimiento aaquello mismo que antes aplaudió. De la separación cada vez más abismalentre políticos y ciudadanía no solo es culpable la clase política y lamisma ciudadanía: los encargados de comunicar a unos con otros tienentambién que analizar su parte de responsabilidad, aunque sólo lo haganpor interés propio.

Victoria Camps.
El Malestar de la Vida Pública.
Grijalbo. Barcelona, 1996.Páginas 168-169

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.