Consultorio Ético de la Fundación Gabo
26 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Según su punto de vista, la información proporcionada por los medios decomunicación con respecto al conflicto colombiano, aumenta la brechaentre "buenos y malos"?
¿Qué dilemas éticos debe enfrentar el periodista cuando maneja este tipode información? De los siguientes datos usted podrá concluir si esa brecha aumenta ono son indicios que pueden conducir a una hipótesis de trabajo.
Una encuesta reciente de Invamer-Gallup reveló que una de cada trespersonas piensa que la prensa en Colombia refleja el conflicto armadotal y como sucede. Es este un primer elemento al que se puede agregarotro.
La respuesta mayoritaria registrada en la misma encuesta entre el grupode 18 a 34 años opina que la prensa escrita critica más severamente ala guerrilla que a los paramilitares. Los mayores de 50 años opinaron dela misma manera pero en mayor número que los del grupo anterior.
En el total de los encuestados, el 68% estimó que la prensa escrita norefleja el conflicto tal y como sucede un 37% cree que perjudicó alproceso de paz con las Farc y un 39% que no lo afectó sólo un 27% vioperjudicado el proceso con los paramilitares y 37% que no lo afectó.
Por su parte el Proyecto Antonio Nariño en su investigación sobre elmismo tema, al examinar 3039 piezas informativas de 12 periódicosencontró, que la información sobre las operacionesbélicas-militares-judiciales representan el 52 por ciento de los temasde la agenda informativa, mientras temas como los derechos humanos y lavoz de la población sólo aparecieron en el 22% de la información.
De todos estos datos se concluye que la información pública no tiene encuenta, como objetivo prioritario, ni la reconciliación, ni la paz, nila reducción de las distancias que separan a los combatientes. La prensaparece considerar que no es parte del conflicto ni de los procesos desolución, y que su papel es el de espectadora interesada, puesto queobtiene beneficios de circulación o de sintonía con sus versiones sobreel conflicto.
El principal dilema ético del periodista tiene que ver con su compromisocon la verdad. ¿Cuál verdad? ¿ la que favorece la circulación de sumedio, o a uno de los bandos en confrontación, o al gobierno, o a lasociedad en general?
Esos dilemas éticos se relacionan, además, con su responsabilidadsocial, puesto que se trata de informaciones de fuerte impacto ygeneradores de consecuencias.

Documentación.

¿Cómo puede el periodismo cubrir guerras o conflictos sin alimentar losodios y rencores que los generaron?Eso depende de la conciencia y la responsabilidad de los medios. Sibuscan soluciones humanas y positivas, deberían comprometerse a conocerprofundamente los problemas y las razones de esas situaciones y nuncautilizar el idioma del odio que alimenta el conflicto armado.
Con respecto a los periodistas en situaciones de este tipo, su primeracaracterística a procurar o conservar es la de ser humano, y hablar oescribir con un lenguaje de entendimiento y de comprensión de la paz,sin utilizar el odio o estimular la venganza. Creo que nuestro papelcuando escribimos sobre la guerra, consiste en recordar y entender queestamos ante una situación trágica para todos sus participantes. Laguerra es el único fenómeno humano en el que todos son víctimas, todospierden, todos terminan infelices.
Además, una vez que una guerra empieza resulta muy difícil terminarla.Hay guerras que llevan treinta años sin perspectiva alguna de que vayana acabar. Cuando uno escribe sobre estas sociedades destruidas por años,por generaciones, debe tener en cuenta lo que padecen, la desgracia quesufren, la tragedia que atraviesan.

Ryszard Kapuscinski
Los Cinco Sentidos del Periodista. Fundación Nuevo Periodismo.Fondo de Cultura Económica. México. 2003. Pág.80 y 81.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.