Consultorio Ético de la Fundación Gabo
26 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Es posible medir el grado de libertad de prensa e información en una forma más adecuada de como se hace actualmente? Los informes sobre libertad de prensa se basan en los episodios de restriccion de esa libertad con factores que van desde el asesinato de periodistas hasta los actos de censura protagonizados por las autoridades o por otras entidades con poder.
Se echa de menos la utilización de otros parámetros que permitan medir otros factores que inciden en la libertad de información. Por ejemplo:Las restricciones a esa libertad en el interior de los propios medios de comunicación. Una encuesta hecha en Colombia ( ver Documentación) demostró que son más numerosas y eficaces las presiones para no publicar, procedentes del interior del medio: dueños, directores, jefe de redacción o anunciantes, que las presiones de afuera: guerrilla, paramilitares, narcotraficantes, ejército, o corruptos.Las limitaciones que resultan de los sueldos injustos que reciben los periodistas cuando el reportero viven en una permanente necesidad, se reduce sustancialmente la posibilidad de ofrecer una información no contaminada por los intereses de las fuentes o del propio periodista.La preparación del periodista, que cuando es escasa lo deja en manos de sus fuentes y genera una información sesgada.Son estos, entre otros, unos elementos que, de tenerse en cuenta, acercarían los informes periódicos a la realidad de la libertad de prensa e información.

Documentación.

Todo podría llevarnos a una conclusión: los actores que de manera más directa y sensible amenazan la libertad de prensa en el país son la guerrilla, las autodefensas y los narcotraficantes. No obstante, al continuar con el análisis de la encuesta-sondeo encontramos varios porcentajes de respuestas que hacen surgir dudas, y por el contrario suscitan unos interrogantes que preocupan. Veamos:

Después de preguntar por la percepción de la intensidad de la amenaza a la libertad de prensa por actores -exceptuando funcionarios corruptos que no formen parte de lo que entendemos por gobierno y delincuentes comunes que no se tuvieron en cuenta en el trabajo- se quiso concretar el fenómeno preguntando específicamente por presiones, imposiciones y amenazas y el actor de donde provenían, y el porcentaje más alto de respuestas afirmativas (58%) correspondió a los dueños de los medios, seguido del de los directores (49%), amenazas de la guerrilla (40%), presión de las Fuerzas Armadas (39%) e imposición de los anunciantes (39%.)

Más aún: desde el ángulo de los medios de comunicación, los actores que amenazan la libertad de prensa, considerados en la pregunta, pueden ser clasificados en tres grupos: internos ( dueños de los medios y/o directores) externos ( gobierno, Fuerzas Armadas y anunciantes) y actores al margen de la ley ( guerrillas, autodefensas y narcotraficantes) Si sacamos el promedio de las respuestas afirmativas por grupos tenemos el siguiente resultado en orden de mayor a menor:
Actores internos: 53.5%
Actores externos: 37.%
Actores al márgen de la ley: 34.6%

Las cifras entonces nos estarían diciendo que hay más presiones contra la libertad de prensa provenientes del interior de los medios - autocensura, que no autorregulación- que de actores externos. Y que en el último caso habría más presiones de actores dentro de la ley que las amenazas provenientes de quienes están al márgen de la ley.

Carlos Alfonso Velásquez.
El Estado de la Libertad de Prensa en Colombia. Palabra Clave, No 8, Junio 2003.Bogotá. Pág. 23 y 24

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.