Consultorio Ético de la Fundación Gabo
26 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Un conflicto familiar culmina en el acto irracional del padre, que incendia su vivienda sin causar daños físicos a nadie. Los hijos, muy afectados, me piden que la información no salga por los medios. ¿Debo acceder al pedido? El dilema ético que se plantea en este caso podría formularse así:Si informo, llamo la atención sobre el peligro que representa para la sociedad la violencia irracional de este padre que, al incendiar su casa, ha puesto en riesgo a los suyos y las propiedades ajenas.Si no informo, evito un escándalo que marcará a la familia y colaboro en la creación de una nueva oportunidad para el violento.Un examen de esos dos términos del dilema me remite a la pregunta que el periodista suele hacerse cuando aparecen estos problemas: ¿a quién debo mi lealtad? ¿A la sociedad o a esta familia? ¿Cómo sirvo mejor: con la primera o con la segunda propuesta?
Cuando las circunstancias del caso no presentan una nítida claridad, la búsqueda se dirige, generalmente, hacia una tercera propuesta que concilie las dos anteriores por ejemplo, si el caso ha sido asumido por las autoridades por denuncia de alguien, un vecino que vió en peligro su propiedad o que siente que la conducta de este hombre afecta el interés del vecindario. En ese caso se abre la opción de informar en interés de la comunidad, con todas las normas que rigen para la información judicial. Se trata, en efecto, de una acción pública que no puede ser ignorada.
Si he seguido todo este minucioso proceso de razonamientos es porque ellos demuestran que los dilemas éticos no se resuelven con facilidad y mediante el recurso de aplicar mecanicamente alguna regla que permite concluir: es correcto, o no es correcto. En el razonamiento moral el proceso es más complejo que eso y cuentan las circunstancias, que deben ser cuidadosamente examinadas antes de llegar a una decisión.

Documentación.

La investigación periodística debe estar animada del espíritu de respeto y defensa de la verdad, así como del propósito de ilustrar honestamente al público acerca de las materias investigadas, ateniéndose rigurosamente a las fuentes y datos consultados, evitando sesgos individuales o de partido y rechazando conclusiones preconcebidas.
La investigación periodística deberá extenderse al mayor número posible de fuentes, y a todas las accesibles que conduzcan al mejor conocimiento de los hechos.
En todo caso se debe dar oportunidad a los afectados negativamente por la investigación, para que proporcionen su versión de los hechos. La investigación periodística no deberá buscar sólo la verdad, sino la relevancia, es decir el interés social de conocer esa verdad.
El interés público no se refiere necesariamente a lo que le interesa al público, sino a hechos que en sí mismos tengan relevante importancia social. Para los efectos de estas pautas debe entenderse como "interés público"Descubrir o denunciar actos ilícitos de trascendencia Porteger la salud, la seguridad pública y la soberanía nacional.Proteger los derechos fundamentales establecidos en la Constitución Nacional.Prevenir al público de ser engañado por actos o aseveraciones erróneas o dolosas de individuos u organizaciones.En especial descubrir o denunciar con fundamento plausible la corrupción administrativa y el narcotráfico.Fallos del Consejo de Ética de los Medios de Comunicación de Chile
Federación de Medios de Comunicación Social. Santiago, 1999. Páginas 72 y 73

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.