Consultorio Ético de la Fundación Gabo
26 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Cómo se puede evaluar un medio escrito que publica en su página central un atestado policial de las declaraciones de un investigado en un doble asesinato, que recién está en investigación? ¿Ese documento nos da pie para investigar paralelamente a la policía? La práctica de los mejores periodistas judiciales enseña que cuando un caso está en investigación se aportan los elementos encontrados por el periodista, que puedan conducir al esclarecimiento del caso: versiones contrastadas de los testigos oculares, aportes de peritos, antecedentes y contextos del hecho. Pero de ninguna manera, materiales que pueden obstaculizar el derecho del acusado a un juicio justo.
Obviamente se descarta, como mal periodismo y como actitud injusta, la del periodista que decide condenar o absolver desde su medio. Esta es una atribución exclusiva de los jueces, por su preparación profesional para hacerlo, pero también porque son los únicos autorizados legal y legítimamente para impartir justicia en nombre de la sociedad.
Hay casos como el que usted sugiere en que el periodista posee evidencias sobre procederes abusivos, o de los jueces o de la policía. Su tarea consiste en hacer conocer, una vez confirmados, esos datos sin adelantar condenas o absoluciones que, también en este caso, corresponden a los jueces.

Documentación.

La tensión entre la prensa y los sistemas judiciales responde tanto a factores estructurales como a factores provocados por la mala actuación de sus operadores.
...El primer ejemplo se refiere al acceso a la información de los trámites procesales. Muchas veces encontramos que los operadores del sistema judicial en vez de dar explicación de algunas de las decisiones que tienen que ver con cuestiones de alto interés público, se escudan detrás de la frase: "yo sólo hablo a través de mis sentencias nunca hago declaraciones a la prensa". Esto es correcto, un juez habla a través de sus sentencias, pero es necesario que muchas de ellas sean explicada en un lenguaje comprensible para el común de las personas. Si durante una investigación un juez o un fiscal mantienen en reserva la identidad de un testigo para su protección, es bueno que lo explique públicamente. Esa explicación puede beneficiar a la imagen del sistema judicial, que se muestra transpar
...Otro caso tiene que ver con la exigencia por parte de los operadores judiciales para que los periodistas revelen sus fuentes de información. Esta tensión erosiona la relación entre la prensa y el sistema judicial. Existen estándares internacionales que impiden que los periodistas sean obligados a revelar sus fuentes....
Un tercer ejemplo de la tensión que he llamado provocada tiene que ver cuando los periodistas utilizan términos equivocados y con ello dan a entender que las decisiones son absurdas. Muchas veces asistimos que una decisión sobre la prisión preventiva de un individuo es publicada como condena, o que la disposición de excarcelación es informada como absolución. Los operadores del sistema judicial le imputan a los operadores de los medios que ellos no respetan las garantías individuales de las personas, entre ellas, el principio de inocencia. Esta opinión aumenta la tensión y crea un nuevo estereotipo: el del periodista que no respeta las garantías individuales.
Todos estos casos generan tensión entre periodistas y jueces, que podría disminuirse con el aumento de los niveles de profesionalismo, fortaleciendo la independencia y fomentando comportamientos éticos. Hay factores de tensión que son naturales y que seguirán existiendo pero hay otros que se provocan como consecuencia de malas prácticas que, de ser evitadas, disminuirán la tensión existente.

Eduardo Bertoni.
La Prensa frente al Sistema Judicial.www.libertad-prensa.org

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.