Consultorio Ético de la Fundación Gabo
26 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Qué opina sobre el hecho de que el vicepresidente de Colombia sea de la familia dueña de El Tiempo? Hay un valor ético que pesa contra la decisión de un periódico, lo mismo que en la del periodista, cuando se da el salto desde el periodismo a la política o a los cargos oficiales.: se trata de la independencia.
Para mantenerse independientes, periodistas y medios, ponen distancia respecto del poder, cualquier clase de poder, puesto que su servicio a los lectores consiste en mantener una mirada fiscalizadora que haga transparentes las acciones de quienes tienen el poder. Así lo manifestó el periódico El Tiempo cuando uno de sus accionistas y directivos pasó del periodismo al gobierno. El periódico consideró esa decisión como un atentado contra su credibilidad y así lo manifestó públicamente en su columna editorial.
Es un hecho que, a pesar de prácticas similares y de opiniones que las legitiman, los medios de comunicación pierden y con ellos la sociedad, cuando se los utilizada como rampas de lanzamiento de periodistas a la política o al gobierno. Cuando esto sucede, el periodista y el periódico pierden credibilidad y la sociedad deja de tener una fuente de conocimiento, necesaria para sus decisiones políticas

Documentación.

Toda relación de los periodistas con los políticos o los sustentadores de otros poderes, pasará por la ética.
Y en esta ética será necesario mantener el derecho esencial de una democracia: que el pueblo esté bien informado.
Para ello, los medios de comunicación deberán evitar a todos los múltiples enemigos que tratarán de impedirles que cumplan ese deber. Podemos detectarlos.
(...) Cuidado con los poderes. Y aquí está el más peligroso enemigo de una prensa libre. Para empezar, ningún diario debe intentar convertirse en un partido político escrito, cuyo poder e influencia se teman, y hasta el extremo de ofrecerle un ministerio a su propietario. Si se es periodista no se puede hacer otra cosa, ni se pueden servir otros intereses. Lo contrario es utilizar a los lectores en su provecho, cuando ellos ya dieron su contribución pagando el ejemplar del periódico.(...) En un país con un sistema democrático efectivo, que implica madurez cívica, nadie podrá ser elegido para un cargo importante, si no cuenta con buen respaldo de los medios de comunicación. Y en su desempeño también lo necesitarán. Además, los medios de comunicación hacen que alguien sea conocido pueden l

Hernán Millás.
Juego de Relaciones entre Medios y Políticos. En Contribuciones 2/96. Fundación Adenauer, Buenos Aires. Páginas 43 y 45.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.