Consultorio Ético de la Fundación Gabo
26 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Estamos integrando un consejo editorial ciudadanizado. La idea es ciudadanizar el periódico, acercarlo más a la sociedad en la que estamos insertos. ¿Cómo integrarlo, con qué funciones? ¿Existe bibliografía?
Un consejo editorial con participación ciudadana es el ideal que algunos periódicos en el mundo se han propuesto alcanzar. Y cabría agregar que es el ideal que la mayoría se tendrá que proponer.
Algunos constituyen consejos de lectores, o sea grupos de ciudadanos que se reúnen periódicamente en la sede del periódico para compartir con uno o varios editores sus opiniones sobre los aciertos, los desaciertos del periódico y sus propuestas sobre alguna información específica, vg. política, economía, deportes, judiciales, culturales, etc.
Los integrantes de esos consejos se escogen o entre los suscriptores, de modo aleatorio o entre lectores que suelen comunicarse con el periódico y que han manifestado su interés por él o de entre personas que tienen afinidad con los temas por su tarea profesional, o docente, o por sus escritos.
Otros medios están averiguando su agenda, más en el interior de las comunidades que en la sala de redacción. Investigan los puntos de vista de la gente, sus expectativas, sus propuestas, sus problemas. De ese contacto, que tiene que darse en el marco físico de los barrios, resulta el conocimiento de personas que pueden ser invitadas a los consejos de redacción, o cuyo concepto se puede consultar.
Hay quienes adelantan a través del propio medio encuestas que, al ser respondidas, alimentan una base de datos con los que se elabora una agenda del lector y una lista de lectores que pueden participar en la agenda del periódico.
Sobre este tema tienen importantes aportes Hugo Aznar en Comunicación Responsable, Ariel, Barcelona, 1999.
Ana María Miralles: Una idea del periodismo público, Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, Medellín 2000.
Jan Schaffer y Edmond D. Miller del Pew Center: Con el Pueblo. 1997.
Los periódicos Reforma de Ciudad de México, Norte de Monterrey y Mural de Guadalajara, cuentan con una respetable experiencia en Consejos de Lectores.

Documentación.

A pesar de que son procesos incipientes, aún en Estados Unidos donde han pasado doce años desde el primer proyecto en esta dirección, se ha logrado avanzar en experiencias que fortalecen la presencia de los ciudadanos en la concepción y realización de los proyectos de periodismo público: los consejos de lectores y la transformación de las salas de redacción, atendiendo el concepto de interés público. A través de los consejos de lectores los ciudadanos participan en los momentos fundamentales de la elaboración del periódico: los de definición de la agenda periodística y los de evaluación de los cubrimientos realizados.La experiencia del periódico The State en Columbia, South Carolina, ha provocado la transformación de las salas de redacción con nuevos esquemas de trabajo, en los que desaparecen los cubrimientos de fuentes para abordar áreas temáticas y se diseña una estructura horizontal de cubrimiento. El cambio se hizo, según Gil Telen, editor ejecutivo del periódico, "porque las salas de redacción desjerarquizadas, son obligatorias para tener un buen periodismo público". Como resultado de ese cambio Johnson destaca el surgimiento de nuevos enfoques para tratar las noticias, "los reporteros buscan los problemas y las soluciones, incluyendo anotaciones sobre cómo los lectores resultan involucrados". La transformación de las relaciones con los ciudadanos, señalada por uno de los periodistas cuando explica que "los periódicos tienen tradicionalmente una relación patriarcal con los lectores, con el cambio se ha construido una relación más pluralista con las comunidades", y los cambios en los periodistas que ahora conciben el medio de comunicación como un todo que se piensa y realiza desde una perspectiva del interés público, atado a la vida de los ciudadanos.

Ana María Miralles.
Una idea de periodismo público. Páginas 151-152.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.