Consultorio Ético de la Fundación Gabo
26 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

En mi país un periodista consumió un alucinógeno frente a las cámaras en una de sus coberturas. ¿Qué principios deontológicos deben tenerse en cuenta en estos casos? El principio que aplican los códigos de ética en estos casos es el de la responsabilidad social del periodista. El código de la Asociación Latinoamericana de Periodistas explica ese principio en dos partes:Ser responsable es tener conciencia del poder del instrumento que uno tiene entre manos. Una exhibición como la que motiva la pregunta no la haría nadie ante sus hijos, sobre todo si son pequeños, por el efecto que, muy probablemente, ejercería sobre ellos. Si es de temer y de evitar una demostración de esta clase ante los miembros de la familia, mucho más se ha de temer hacerla frente a la millonaria audiencia de un programa de televisión, especialmente si se tiene en cuenta la autoridad que le confiere al periodista el marco técnico y de representación de un programa de televisión.Ser responsable, agrega el mismo código, es saber que el mal hecho nunca se repara totalmente. Al conocido mal que ya hacen los alucinógenos se agrega la cierta legitimación que les confiere su uso en público. Primero, por parte de un periodista quien, por serlo, ostenta un nivel de credibilidad, alto o bajo, pero está revestido de esa autoridad. Segundo, por el escenario - la televisión- que se presiente y se supone dotado de cierta respetabilidad Tercero, por el contexto, que no es el de la ficción, sino el de lo real, de modo que el consumo de alucinógenos entra a ser parte de una realidad legitimada por ese uso público e impune.

Documentación.

En la mayoría de los estudios de ética periodística se denomina responsabilidad en la comunicación de masas al tópico que aquí se elabora como mayordomía. Al utilizar este término se pretende identificar y establecer en forma más gráfica y determinada la noción de un compromiso con la administración de un fideicomiso que el periodista es libre de asumir. La palabra inglesa correspondiente se define en el diccionario como "responsabilidad individual de administrar su vida y su propiedad con la adecuada consideración a los derechos de los demás". Un periodista se encuentra en una posición única para ayudar a mantener libres de veneno a las fuentes del discurso público, si no totalmente limpias. Desde los puntos de ventaja que su ocupación le proporciona, se encuentra en mejor posición que muchos ciudadanos para supervisar la condición de la justicia dentro o entre las instrucciones. El periodista cuenta con un motivo material para proteger unos derechos supuestos para todos. Es su responsabilidad hacer todo esto puesto que es un administrador (mayordomo) de la libre expresión...La ocupación del periodista le otorga recursos únicos para ese papel. Maneja sus recursos de comunicación con la debida consideración para los derechos de los demás, los derechos del público y la salud moral de su propia ocupación.

La idea de responsabilidad social se elaboró en los trabajos de la Comisión para una prensa libre y responsable, llamada Comisión Hutchins en 1947, que redactó los requerimientos para una prensa libre y responsable, así:Una relación verídica, integral e inteligente de los acontecimientos del día en un contexto que les dé significado.Un foro para el intercambio de comentarios y críticas.Cobertura de las opiniones, actitudes y condiciones de los grupos que constituyen la sociedad.Un liderazgo editorial vigoroso, a través de la presentación y aclaración de las metas y valores de la sociedadAcceso total al cuerpo de conocimientos disponibles hasta la fecha.Edmond Lambeth.
Periodismo Comprometido. Limusa-Noriega Editores. México 1992. Páginas 48 y 49.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.