Consultorio Ético de la Fundación Gabo
26 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

En Uruguay se ha concretado un cambio político para la conducción del país y se escucha a menudo que el periodismo debe acompañar ese nuevo proceso con una actitud positiva y sin señalar errores o irregularidades continuamente. ¿Cuál es el papel de los medios en un país lleno de esperanza en el nuevo partido político en el poder? En los talleres de ética hay un consenso perceptible, y es que uno no es periodista para ocultar lo cual no significa que sea obligatorio decir todo lo que pasa, porqueSería imposible. Todo periódico o noticiero difunde una selección de los hechos de cada día porque no tendría espacio suficiente para difundirlos todos.Según el criterio del periódico, (a eso se le llama política editorial) hay hechos que vale la pena destacar y otros que no merecen ser mencionados.El problema comienza cuando esa política editorial se contamina con los intereses comerciales, entonces la selección de las noticias se hace con el criterio de priorizar las que vendan o que favorezcan algún interés personal o empresarial.

Otro factor de contaminación es el criterio partidista: valen las noticias que favorecen al partido o las que hacen daño a los contrarios. También contamina, el criterio de lo sensacional, es noticia lo que produce escándalo, o lo que responde a la curiosidad de la gente. El criterio ideal es el que hace prevalecer el interés público sobre el interés comercial, o partidista o personal. Es el criterio que convierte en noticia lo que favorece el interés de todos, y ésta es la noticia que se da completa y clara de modo que el lector siente que tiene todos los elementos para decidir y participar, que es lo que todo gobierno democrático desea, la máxima participación de la población.

No se trata, pues, de ser positivo o negativo, o de reemplazar las noticias rojas por las rosas, ni de apoyar o no apoyar un gobierno, sino de ofrecer la información más útil para el bien público. La pregunta definitiva para decidir si una noticia vale o no vale la pena es, en consecuencia, ¿se trata de una información que sirve al interés de todos?

Documentación.

La imagen de la realidad presente que construyen y articulan los medios con sucesos del pasado inmediato, es una imagen proyectada hacia el futuro. Y ese futuro es un porvenir que no se nos impone y sobreviene fatalmente, sino que en buena medida depende de nosotros, de nuestras acciones, expectativas y preferencias. De ahí que los hechos que atraen la atención de los medios como noticias especialmente relevantes y dignas de destacarse son los que más pueden repercutir en el futuro.

Y por lo demás, buena parte de los hechos que nos presentan los medios han sido producidos por alguien, para influir en nuestra visión del futuro, y por tanto son hechos que tratan de hacer más probable un proyecto humano en conflicto con otros.(�) A mi juicio el presente de las noticias se define tanto por su emisión como por su comentario. Las noticias influyen en los seres humanos mientras estos las comentan. Que una noticia siga presente en los comentarios y en la memoria de los que tratan de dar cuenta de lo que pasa una semana después de haber desaparecido de los medios, significa que sigue siendo noticia mientras se siga comentando, mientras se trabe conversación en torno a ello, mientras no se haya acabado de entender ni de olvidar. El presente es lo que se comenta. Por eso son más noticia las noticias que más duran, porque son las que dan consistencia a nuestro presente de referencia, a nuestro presente colectivo, común, a los hechos que comentamos socialmente.

Lorezo Gomis.
Teoría del Periodismo. Paidos, Barcelona, 1997. Páginas 32-33-34

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.