Consultorio Ético de la Fundación Gabo
26 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

En los diarios uno encuentra opiniones disfrazadas de información las notas informativas dejan de ser puras, tal como según la teoría deberían ser. ¿Es falta de ética de los diarios? ¿El periodismo está cambiando? ¿Es cuestión de marketing? El periodismo está cambiando al ritmo y en la dirección que le señalan los hechos políticos de nuestros países: una clase política de la que se desconfía gobiernos sin gobernabilidad poderes económicos agresivos y la evidencia de que los medios son el segundo mayor poder en América Latina, después del económico. (Cf. PNUD. La Democracia en América Latina. Informe 2004)

Moviéndose en este contexto los medios parecen estar llegando a la conclusión de que no pueden ser neutrales y que es su deber (o su oportunidad) tomar partido. Este es el ser de las cosas.

El deber ser que aparece trazado en los códigos de ética, exhibe razones valederas en contra de esa toma de partido:Informar es compartir un conocimiento, para hacer posible una opinión.El proceso de conocimiento impone el control sobre juicios anteriores o prejuicios, como condición para recibir los nuevos aportes.Esa actitud, y el conocimiento que ella propicia, son indispensables para el ciudadano que debe optar racionalmente y no sólo con los datos de la sensibilidad.Es, pues, una actitud de respeto para con la libertad de pensamiento y para con la capacidad de autodeterminación de los receptores de información. Estos tienen el derecho a recibir una información completa y descontaminada de propaganda, que es lo que resulta de la combinación entre información periodística y toma de partido.

En cambio, en sus páginas de opinión y en su columna editorial, el periódico presta el servicio de interpretar y de exponer su punto de vista de manera abierta y honesta, como un aporte a la discusión de ideas y proyectos de bien común. Para el lector debe ser claro el punto de vista del periódico, expuesto desde estas páginas especializadas.

El disfraz de esas opiniones bajo la apariencia de informaciones, es tan engañoso como la propaganda que se esconde bajo la forma de noticia. En ambos casos se burla la buena fe del lector y se afecta la credibilidad del periódico.

Documentación.

Dar la información con exactitud y veracidad.
Código de la Asociación Interamericana de Prensa. A. 1.

El acceso libre a la información y la opinión es un derecho de todo ciudadano. La vocación de la prensa es suministrar un amplio y objetivo servicio de información y opinión. Por tanto debe haber libertad de acceso a todas las fuentes de información.

Código de la FIEJ, A. 1.

Debe evitar la prensa en la explicación y en la titulación cualquier toma de posición unilateral o prejuzgativa.
Código de ética de los periodistas de Alemania Federal. A. 12.

El periodista debe ser imparcial.
Código de ética de los periodistas de Brasil. A. 5.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.