Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Julio de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Cuando se cubre un asesinato y los reporteros toman fotos del cuerpo de la persona asesinada, ¿es ético seleccionar la fotografía que muestra el destrozo hecho por las balas? R.-Cuando se procede a la selección de imágenes que ilustrarán una información, se desarrolla un proceso parecido al del redactor que debe seleccionar unas palabras y un enfoqaue.
Tanto el redactor como el fotógrafo suelen preguntarse: ¿cuál es el enfoque más apropiado para presentar esta noticia?
¿Es un enfoque para impresionar a la gente? Esa selección es aconsejada por la voluntad de causar sensación, de provechar la curiosidad que provocan la muerte y los muertos, con el efecto consiguiente de una mayor circulación, mayor sintonía y, desde luego, de satisfacción para la gerencia. ¿Quiero presentar la noticia del modo más completo posible y provocar las mismas sensaciones de los que fueron testigos del hecho; con el efecto previsible y deseable de convertir al lector en testigo del hecho? ¿Quiero presentar la noticia de modo que los lectores se sientan a la vez testigos y co-responsables, con toda la sociedad, de hechos como este que no deberían seguir ocurriendo?
La opción A solo tiene en cuenta el interés del periodista y del medio. No responde ante la sociedad, ni convoca a los responsables directos del hecho. Allí está ausente tanto la víctima directa, como las víctimas indirectas, que son utilizadas como medios para un fin egoísta.
La opción B también ignora a las víctimas que solo tienen una referencia profesional fría dentro de la actitud técnica profesional ante el hecho.
La opción C estimula a los lectores a informarse y a entender el hecho como un reto social que convoca a todos para que el hecho no se repita y así la vida humana sea respetada y protegida. En esta opción resulta innecesaria y rechazable por irrespetuosa, la fotografía macabra y de detalle.
Documentación
Cuando se trata de mostrar imágenes de cadáveres en accidentes de tránsito, ciudadanos y periodistas coinciden en que hay que evitar el sensacionalismo y encontrar maneras de mostrar la noticia sin que atente contra la sensibilidad del receptor.
Los códigos recomiendan prudencia a la hora de mostrar imágenes de personas muertas en accidentes y sugieren evitar los primeros planos. Los códigos se procupan por encontrar la forma adecuada para mostrar este tipo de imágenes, pero no solo de forma abstracta, sino sugiriendo encuadres, entre otras recomendaciones formales.
El retrato de guerra es el que genera mayor consenso entre periodistas y ciudadanos, para conocer la noticia hay que ver su alcance, y al tratarse de un acontecimiento de tal magnitud el derecho a la información prevalece por encima de los demás.
El caso de la violencia contra las mujeres es visto de forma diferente por periodistas y ciudadanos, para estos mostrar imágenes de las consecuencias resulta conveniente para sensibilizar sobre sus alcances, mientras que para los periodistas es un caso asociado a la esfera privada de las personas y se decantan por ser más prudentes y proteger sus imágenes. En los instrumentos de regulación trabajan criterios de comunicación que sean congruentes con la magnitud de este problema y promueven el derecho a la privacidad, así como el mayor respeto y consideración a las víctimas y sus familiares.
Fabiola Alcalá, Universitat Pompeu Fabra, en La ética informativa vista por los ciudadanos. El Ciervo, Barcelona 2010, páginas 255, 256

Tipo Consulta: 

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.