Consultorio Ético de la Fundación Gabo
25 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Una admirada y admirable periodista de televisión, con más de doce años de ejercicio profesional, es candidata a diputada por su región. ¿Es ética esa decisión? El periodista no está obligado a mantenerse atado a la profesión con un vínculo indisoluble. Más aún, es aconsejable que el periodista cambie de profesión cuando las circunstancias lo ponen en peligro de violar las normas profesionales que es el caso del periodista mal pagado y con necesidades vitales insatisfechas, que lo vuelven vulnerable al soborno y a prácticas de chantaje. Obra responsablemente si en vez de engañar al público para sobrevivir, busca otro medio de vida.

Lo que no es ético es convertir la profesión en trampolín para saltar a la vida política y, peor aún, hacer del periodismo una puerta giratoria por la que se entra y se sale según las conveniencias personales. Es fácil entender que esta práctica lleva a la manipulación de la información, a su utilización como propaganda y a un permanente engaño de lectores, televidentes u oyentes.

Es necesario reconocer que la cercanía entre la política y el periodismo, propicie esta clase de conductas que, finalmente, conducen a un debilitamiento de la identidad profesional, que es una de las causas de los conflictos y errores éticos de los periodistas.

Documentación.

El derecho de indagación y de expresión, incluido el derecho a profesar opiniones opuestas, son indispensables para el establecimiento de una verdad más completa y más global, que necesitan tanto los países como los individuos en un mundo complejo y pluralista. Al igual que todo sistema de información, todo órgano de información no tiene más valor que su credibilidad.

Uno de los criterios que permiten apreciar las cualidades profesionales de los periodistas es que busquen activamente unos hechos cuyo conocimiento ofrece interés general y los den a conocer al público. La función del periodista investigador consiste en poner en tela de juicio la acción de quienes tienen el poder, quienes quiera que puedan ser, en desmontar los resortes y en exponer los resultados cuando hay abusos de poder, incompetencia, corrupción o cualquier tipo de desviación. Su capacidad de investigar y de publicar información sobre asuntos relacionados con la mala gestión burocrática o con la corrupción reviste una importancia especial, y ha constituido uno de los medios más eficaces para impedir que la incuria y la falta de honradez, cuando existen, se extiendan a todo el sistema y sean fuentes de injusticia".

Informe Mac Bride.
En un solo mundo, Voces múltiples. Fondo de Cultura Económica. México 1981. Páginas 401-402.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.