Consultorio Ético de la Fundación Gabo
25 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

El caso que discutimos es el manejo de la objetividad y la imparcialidad en un medio poderoso con un inversionista involucrado en problemas. ¿Hasta qué punto debo ser periodista antes que empleado? Una característica que hace el trabajo del periodista diferente de cualquier otro, es que sus lectores, oyentes o televidentes son su prioridad, antes que cualquiera otra instancia: director, editor o dueño del medio.

Las otras empresas son a la vez el interés y el riesgo de sus dueños que, por tanto, exigen de sus empleados solidaridad con ese interés y riesgo.

En la empresa de comunicación, periodistas, directores y dueños trabajan para un amo común: la sociedad, representada en los receptores de su información hay, por tanto, una obligación para con la sociedad, de todos los que constituyen una empresa periodística. Esta obligación nace, entre otras razones, de la naturaleza de la materia prima que se maneja en los medios de información pública esa materia prima es la historia que hace la sociedad, que es la que aparece relatada en cada emisión o edición. Sobre esa materia prima nadie tiene propiedad particular porque es un bien social, pertenece a todos y a nadie en particular. Cuando el periodista trabaja una noticia, está transformando en producto comunicativo una propiedad de la sociedad, y es a ella a la que deben responder él, su editor, su director y el dueño del medio por eso es periodista, antes que empleado.

Documentación.

Para alcanzar un nivel de actitud profesional elevado y desarrollar su sentido de responsabilidad, los periodistas deben considerarse servidores del público.
Código de ética de Periodistas de Israel. A. 2.

La principal diferencia entre los periódicos y otras empresas comerciales es que los periódicos, en sus actividades de reportajes y editoriales ejercen gran influencia sobre el público. El público depende principalmente de los periódicos como su fuente de información y como base de sus juicios de los eventos y problemas públicos. De esta distinción surge el carácter público de la empresa periodística, estado especial de los periodistas.
Cánones del Periodismo en Japón. A VI.

La profesión de periodista está investida para ir de la mano con otras profesiones y está, mucho más que otras profesiones, entrelazada con líneas del servicio público. El periodista no puede considerar su profesión rectamente a menos que reconozca su obligación hacia el público.
Declaración de Principios de los periodistas de Missouri. E.U. Preámbulo.

Del derecho del público a conocer los hechos y las opiniones proviene el conjunto de deberes y derechos del periodista. Así su responsabilidad hacia el público debe primar sobre la que ellos asumen ante otros, notablemente ante los poderes públicos o los patrones.
Declaración de deberes de los periodistas de Suiza. Preámbulo.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.