Consultorio Ético de la Fundación Gabo
25 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Cómo no autocensurarse si cualquier opinión política genera amonestaciones qué hacer cuando la familia se pone en peligro por el trabajo del periodista cómo puede protegerse el periodista en situaciones de peligro? Pretender que el periodismo pueda ser una profesión sin riesgos es reducirla al limitado papel de notario de eventos de sociedad, o de la vida leve de actores, celebridades, reinas de belleza, o de testigo de desfiles de modas, que son las actividades que un periodista puede cubrir sin un riesgo notable.

El periodista que refleja la vida de la sociedad corre los mismos riesgos a que están avocados los miembros de esa sociedad. Estará en medio de sus catástrofes naturales o sociales, no le podrá hacer el quite a sus peligros, sentirá sus miedos, perplejidades e incertidumbres y alguna vez estará entre dos fuegos o enredado entre amenazas, acusaciones y procesos judiciales. Nada de lo que afecta a sus lectores podrá serle extraño.

Es una ilusión esperar que el periodismo pueda convertirse en una burbuja protectora para el periodista, desde donde se pueda contemplar el espectáculo de la historia diaria, como desde un protegido palco de primera fila. Quien aspire a ser periodista, lo mismo que quien aspira a ser soldado o bombero, debe saber que el riesgo es un factor que estará presente en su ejercicio profesional.

Sin embargo, no se es periodista para correr riesgos porque la temeridad no es una virtud profesional en cambio el valor para afrontarlos, cuando son inevitables, es una de las reservas que el periodista mantiene como recurso necesario para cumplir con su deber profesional. Así como para ser periodista se necesitan una curiosidad inextinguible, una pasión viva para conocer la verdad, para hacer triunfar la justicia y para servir a la sociedad, también es indispensable la decisión de correr los riesgos que sean necesarios para cumplir con esos objetivos. Unas veces serán riesgos llevaderos como el de quedar sin empleo, o el de ser acusado o ridiculizado otras veces serán riesgos mayores para la vida o el bienestar del periodista y de los suyos, pero siempre el trabajo del periodista le exigirá mucho más que a los que ejercen otras profesiones protegidas contra todo riesgo.

Esto debe quedarle claro a todos los que aspiran a ser periodistas, desde los primeros días de su formación universitaria, cuando todavía es posible revisar su elección profesional y optar por carreras que garanticen una vida larga, placentera y alejada de todo peligro. El periodismo no da esa garantía.

Documentación.

Entre corresponsales hay diferentes tipos: el ávido de emociones, medallas y alto sueldo, deseoso de vivir peligrosamente para sacar provecho del riesgo, el cínico que al regreso se hace el héroe y cuenta batallitas con un vaso de whisky en la mano.O el que informa desde la compasión por las víctimas, desde la solidaridad y la identidad con los que padecen la historia, con las causas perdidas y los perdedores a los que trata de rescatar, los oprimidos. Considera que el reportaje es más importante que él.

En este segundo caso aflora la verdadera dimensión informativa y humana del corresponsal. En él se mantiene vivo el compromiso profesional con la búsqueda de la verdad, precisamente en el contexto donde esta búsqueda es más peligrosa y arriesgada, donde peligra su propia vida. Así lo expresaba en marzo de 2000, Julio Fuentes: "lo primero es cumplir con mi trabajo como periodista, no descansar jamás hasta que doy con la información, con la noticia propia, esa que uno tiene que buscar a pesar de cualquier conflicto".

(...) Entendido así el periodismo suele dejar de ser un medio de vida para convertirse en un modo de vida. Un modo de vida que lamentablemente comporta el riesgo de perderla un riesgo que suele aumentar además, conforme lo hace el compromiso y la implicación del corresponsal.

Hugo Aznar.
Ética de la Comunicación y nuevos retos sociales. Paidos, Barcelona, 2005. Páginas 162 y 163.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.