Consultorio Ético de la Fundación Gabo
25 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Cómo puede armar un discurso pacificador y conciliador dentro de un clima polarizado en que se registran excesos de lado y lado? Hay confrontación y miedo en las calles. ¿Puedo hacer algo? Los medios y periodistas que se han enfrentado a situaciones como estas han concluido que su función implica:Disipar la niebla del conflicto. Detrás de las actitudes violentas suele haber una gran confusión. Se piensa mal del otro porque se lo conoce mal y lo poco que se conoce llega distorsionado por las emociones y por la predisposición en contra. Disipar la niebla significa, por tanto, rescatar la verdad y prestarle a la sociedad el servicio de mostrar lo que está sucediendo con todo rigor, más allá de las versiones apasionadas de los contendores.Despertar la esperanza mediante la propuesta de soluciones. No basta el solo optimismo, ni es sana la espera pasiva de que el conflicto solo o un líder providencial resolverán el problema. La prensa debe generar propuestas y estimular un clima de búsqueda de soluciones. Toda información debe llevar ese componente que resulta de una investigación sobre salidas posibles, con estudiosos y conocedores de la situación social y política. Crear condiciones favorables para que los ciudadanos expresen su voluntad de paz y su rechazo de las acciones violentas. Estas expresiones le revelan a la ciudadanía que la opción por la violencia no es el pensamiento de todos, ni de la mayoría y que quien opta por la violencia, se mueve contra corriente.Mantener un tono optimista y esperanzador. El medio de comunicación no tiene por qué ser receptor pasivo de las voces y del temperamento de los más agresivos. La suya debe ser una voz propia y creadora de algo distinto, por eso no cede al impulso de priorizar y magnificar la información de los hechos violentos y, por el contrario, se empeña en mostrar que en la sociedad hay otra clase de hechos y de personas que descartan la violencia como método.

Documentación.

¿Cómo puede el periodismo cubrir conflictos sin alimentar los odios y rencores que los generan?

Eso depende de la conciencia y la responsabilidad de los medios. Si buscan soluciones humanas y positivas deberían comprometerse a conocer profundamente los problemas y las razones de esas situaciones y nunca utilizar el idioma del odio que alimenta el conflicto.

Con respecto a los periodistas en situaciones de este tipo, su primera característica es procurar y conservar la de ser humano y hablar o escribir con un lenguaje de entendimiento y de comprensión de la paz, sin utilizar el odio o estimular la venganza. Creo que nuestro papel consiste en recordar y entender que estamos ante una situación trágica para todos los participantes. La guerra es el único fenómeno humano en que todos son víctimas, todos pierden, todos terminan infelices.

Además, una vez que un conflicto empieza es muy difícil terminarlo. Hay guerras que llevan treinta años sin perspectiva alguna de que vayan a acabar. Cuando uno escribe sobre estas sociedades destruidas por años, por generaciones, debe tener en cuenta lo que padecen, la desgracia que sufren, la tragedia que atraviesan.

Ryszard Kapuscinski.
Los cinco Sentidos del Periodista. FNPI y Fondo de Cultura Económica. México. 2003. Páginas 80 y 81

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.