Consultorio Ético de la Fundación Gabo
25 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Cómo afecta la interpretación a la verdad informativa? Toda información es traducción nunca el relator de un hecho puede asumir el papel de puro relator porque inevitablemente incluye elementos sujetivos, que convierten el relato en una traducción.

El enfoque, por ejemplo, implica la elección sujetiva de un aspecto del hecho que se privilegia y que se presenta como el primero o el principal elemento de la narración.

El relator, de acuerdo con su visión, su sensibilidad, su cultura o sus criterios, da importancia a unos detalles y deja otros en penumbra y el hecho de que utilice unas palabras y no otras, son factores que explican la inevitable subjetividad del periodista al relatar un hecho y convertirlo en noticia.

El lenguaje de la realidad sufre una traslación o traducción al lenguaje del relator.

Esto deja a un lado la idea de que el periodista puede reflejar los hechos como un espejo. En su relato los hechos aparecen como él los ve, o los quiere ver, pero no como ellos son. En este momento interviene la veracidad, para garantizar que esa inevitable acción de lo sujetivo está guiada por la intención de servir al receptor de la información y no por algún interés ajeno a ese propósito.

De la misma manera sucede cuando a esa traducción de los hechos se agrega su interpretación. Al relacionar el hecho con sus antecedentes, con su contexto, con su proyección y con las distintas miradas de los testigos, investigadores, protagonistas y afectados, el periodista puede ser un intérprete interesado que selecciona a su amaño esos elementos, o un intérprete que solo busca dar al receptor la mayor información posible. Es de nuevo la intencionalidad la que marca la diferencia entre un manejo veraz y ético, o la manipulación no veraz ni ética de la información.

Documentación.

El periodismo puede entenderse como un método de interpretación de la realidad social.La interpretación consiste básicamente en lo mismo que se entiende cuando se habla de interpretación de las leyes por los legisladores y juristas, la interpretación de las lenguas por los traductores, la interpretación de las obras artísticas por actores o músicos o la interpretación de los actos de los demás que hace cada uno en la vida corriente. Interpretación es siempre algo que tiene dos caras: comprender y expresar. Si el intérprete ha comprendido mal, expresará mal, pero solo en la expresión podrá jugarse y tratar de probarse que ha comprendido mal.

La realidad a la que se refiere la interpretación periodística es la realidad social.

[...] La interpretación periodística no es algo que se dé de una vez por todas. Es sucesiva: empieza y termina en cada edición. No puede por eso ser completa y hasta pretende no serlo. La función principal de la interpretación es impedir las consecuencias indeseables de la comunicación masiva de noticias. La selección evaluación e interpretación de las noticias guiada por el criterio de qué es lo más importante que sucede, tiende a impedir la sobremovilización y excitación del público. Los estudios sobre los procesos de adopción de decisiones señalan las consecuencias de la sobrecarga de información: demasiada información que llegue demasiado rápida y en crudo puede inmovilizar a un individuo o una organización.

Lorenzo Gomis.
Teoría del Periodismo. Paidos, Barcelona. 1997. Páginas 36 y 37

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.