Consultorio Ético de la Fundación Gabo
25 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

La mayoría de los medios de comunicación tiene ataduras a poderes, tanto políticos como económicos, ¿cómo hacer para transmitir una información sin censura y de calidad ética? Para esta situación no se ha inventado un mecanismo, treta o jugada eficaz, como se ha comentado aquí en respuesta a numerosas preguntas sobre el mismo tema.

Son escasos, aunque los hay, los medios sin ataduras a poderes. Si no están atados al poder político, aparecen ataduras con los gobiernos, o con grupos religiosos, y sobre todo con grupos económicos. Esta circunstancia determina constantes presiones sobre el periodista, para que no interfiera en esas relaciones con sus informaciones. Estas presiones hacen parte de las dificultades corrientes para el ejercicio de la profesión y plantean a diario el mismo dilema: O aceptar sumisa y resignadamente la situación y, por tanto, obedecer al interés particular de dueños o directores el medio. En este caso se conserva el empleo y se pierde la dignidad profesional. Lo peor, sin embargo, es que a los receptores de sus noticias, el periodista o el medio les servirán información incompleta, sesgada o mentirosa. En todo caso ese periodista obediente y sumiso quedará condenado a convivir con su mentira y su indignidad.O se prefiere informar con honestidad, dando la lucha diaria por la independencia, que es la práctica que distingue a los mejores periodistas, que son los más dignos y los más honestos.Como se ve el mecanismo está en el interior de cada uno.

Documentación.

¿Cómo debe manejarse un periodista cuando los intereses de los accionistas del medio en que trabaja conspiran contra la independencia de la redacción?

Responde

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.