Consultorio Ético de la Fundación Gabo
25 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Esas pequeñas empresas periodísticas que se mantienen como una opción de supervivencia, ¿cumplen una función social e informativa? Los medios de comunicación que sólo cumplen la función de proporcionar a sus gestores unos recursos de supervivencia, lo mismo que aquellos que operan como negocio y sólo por ánimo de lucro, no tienen justificación ética alguna y constituyen un abuso.

Los medios de comunicación y la misma información pública tienen una clara función social que desaparece cuando se desempeñan como propiedad privada y con el solo objetivo de servir un interés privado.

Es importante recordar que un periódico, o revista, o noticiero no son empresas como las demás. En cualquiera empresa la ganancia es un objetivo principal, en el medio de comunicación es un objetivo subordinado al principal, que es el de prestar un eficiente servicio de informar.

La independencia y la calidad de la información de ninguna manera pueden quedar condicionados a las metas económicas de la empresa, por el contrario, la ganancia se justifica porque permite una información independiente y de calidad.

Tanto el periodista como la empresa periodística prestan un servicio público, sin que el periodista adquiera el carácter de funcionario, ni la empresa se convierta en un ente público.

Documentación.

En el periodismo, la información se comprende como un bien social, y no como un simple producto. Esto significa que el periodista comparte la responsabilidad de la información transmitida. El periodista es, por tanto, responsable no solo frente a los que dominan los medios de comunicación sino, en último análisis, frente al gran público tomando en cuenta la gran diversidad de los intereses sociales. La responsabilidad social del periodista requiere que éste actúe en todas las circunstancias en conformidad con su propia conciencia ética".
UNESCO: Código Internacional de ética Periodística. A. 3.

Ni los editores, propietarios y periodistas deben considerarse dueños de la información. En la empresa informativa la información no debe tratarse como una mercancía, sino como un derecho fundamental de los ciudadanos. Por tanto, ni la calidad de las informaciones u opiniones, ni el sentido de éstas deben ser explotados con el fin de aumentar el número de lectores, o la audiencia y, en consecuencia, los ingresos por publicidad.
Código Europeo de Deontología del Periodismo. A 15.

La independencia financiera es un instrumento para robustecer la independencia periodística. Por ello los medios no deben procurar privilegios o favoritismos de los poderes públicos o privados, deben combatir discriminaciones en su contra y esforzarse por realizar una gestión eficiente y transparente en lo financiero y empresarial.
Declaración de principios del periodismo centroamericano.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.