Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Cómo puede ser el cubrimiento ético de un candidato presidente, como el de Colombia, que es noticia cada día? La figura del candidato-presidente, que por primera vez se contempla en la actividad de la prensa colombiana, la está obligando a mantener una vigilancia estrecha de su equilibrio informativo. Esto ha determinado el cumplimiento de tareas como estas:Distinguir claramente entre las actividades propias del Presidente y las de promoción electoral del candidato. Una Ley de Garantías, dictada por las autoridades para imponer un equilibrio informativo, resultó menos eficaz que la decisión de los propios medios de ofrecer a todos los receptores de su información una comunicación plural y equilibrada. La ética debió cumplir un papel más eficaz que la ley.

Informar equitativamente las actividades preelectorales de todos los candidatos. En los principales periódicos, más que en la radio y en la televisión, fue notorio el cuidado para ofrecerles espacio a las informaciones de todos los candidatos. La televisión invitó a debates públicos a los candidatos, a quienes garantizó un tratamiento equitativo.

Orientar sobre las preferencias de la población a través de encuestas contratadas por grupos de medios. Esta práctica rompió con la de las encuestas que pagaban las campañas de los propios candidatos y que se utilizaban como propaganda. Aunque aún se las utiliza como noticia, las encuestas han dado lugar a juiciosos análisis, útiles como elementos de juicio para los electores.Hay en todos estos hechos un elemento ético de responsabilidad para con los electores, de independencia respecto de presiones, y de compromiso con la verdad que se les ofrece a los destinatarios de la información pública.

Documentación.

Existen tres fuentes de poder de los medios de comunicación: una raíz estructural que implica que el poder de los medios parte de una capacidad única para proporcionarles a los políticos una audiencia que, en tamaño y composición, no es disponible para ellos de otra manera una raíz sicológica que parte de la relación de credibilidad y confianza que muchos medios de comunicación han podido desarrollar con los miembros de la audiencia y una raíz normativa del poder de los medios, que puede ser crucial en tiempos de conflicto. Esta raíz parte del respeto que se conforma en las democracias hacia los defensores de la filosofía liberal y enfatizan el apego a la libertad de expresión y a la necesidad de salvaguardar el derecho de los ciudadanos a la misma.

Está claro que el poder que estas tres raíces les dan a los medios es tremendo. Las tres fuentes combinadas pueden darles a los medios de comunicación el poder de interponerse entre los políticos o las instituciones políticas y la audiencia o electorado pudiendo intervenir en otros procesos políticos también.

Eduardo Fernández.
Medios de comunicación ¿sustitutos de la acción política? Contribuciones. 2/96 Fundación Adenauer. Buenos Aires. Página 26.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.