Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Cuál es el criterio ético en el caso del periodista que recibe información y la publica sin comprobación real o solo a medias? Una norma constante en los códigos y en los manuales de estilo es la de confirmar con varias fuentes toda información, no importa la calidad de la fuente. El trabajo del periodista es la protección de los lectores contra los intentos de engañarlo con medias verdades, informaciones tergiversadas o noticias falsas.

El lector que se informa con ayuda de un medio de comunicación, mantiene un pacto implícito con el periodista: yo leo y creo lo que usted publica, pero usted se compromete a ofrecer informaciones que yo puede creer a ojos cerrados. El lector, en efecto, se entrega confiado en manos del periodista, por tanto es su deber honrar esa confianza con el trabajo de verificación de todas sus informaciones.

De otra parte, convertir el ejercicio profesional en una simple intermediación en la que el periodista se limita a recibir y transmitir cuanto las fuentes quieran comunicar, es despojar a la profesión de su dignidad intelectual y de su responsabilidad social.

Documentación.

Quienes quiera que sean los informantes, frente a ellos el periodista jamás ha de actuar como un agente pasivo ni hacer el papel de simple mensajero que recibe lo que le dan y lo despacha sin mayor análisis. Por el contrario, como el periodista representa al público y este queda indefenso cuando el reportero se amedrenta y no hace lo imposible por aclarar lo que le parece o estima oscuro, el comunicador debe actuar de manera agresivamente dinámica e inquisitiva, es decir con el ánimo de descubrir hechos, antecedentes que puedan servir para una mejor información de sus lectores. Hay un principio elemental en la técnica de la entrevista: el de la duda constante, el cual consiste en que nada debe aceptarse de buenas a primeras. El periodista debe convencerse de que, salvo para ciertos sectores religiosos, los dogmas no existen y quien quiera descubrir la verdad no puede ser dogmático, si no está dispuesto a negarse a sí mismo.

El periodismo forma parte de las ciencias sociales y como tal es ajeno a todo tipo de dogmas, lo que le obliga a dar por verdadero sólo lo que ha investigado debidamente y confirmado con fuentes idóneas.

Emilio Filippi.
Fundamentos del Periodismo. Trillas. México, 1997. Páginas 43 y 44.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.