Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

¿Qué futuro le espera al periodismo despojado de su función decodificadora de los hechos y convertido solamente en canal de transmisión? ¿Cómo transmitir una noticia de modo que se valorice la actuación del periodista?
En esa reducción al mínimo de la función del periodista están interviniendo, entre otros, estos factores:La presión empresarial, que tiende a convertir los medios informativos en un negocio, ante todo, y a la noticia en una mercancía. El resultado de esa presión es la noticia en serie, cuanto más barata mejor, necesariamente breve, y con el barniz atractivo de lo espectacular.La multiplicación de medios y la competencia entre ellos, de modo que todos cubren las mismas noticias mediante el ejercicio de un periodismo de manada. En vez de competir en calidad, con cubrimiento propio y exigente de las noticias, los medios tienen los ojos puestos en la competencia para cubrir lo que ella cubre, bajo la curiosa idea de que el objetivo es salir con todo lo que los demás tengan. Así importa más la cantidad de las noticias que el trabajo expresamente interpretativo de los hechos.La pasividad del periodista que, por falta de preparación, o por negligencia, o por escasa iniciativa se limita a hacer lo que los demás hacen y a cumplir rutinariamente con una tarea diaria.Una actividad responsable y seria de interpretación, entrega al lector los antecedentes del hecho, a sabiendas de que los hechos como las personas no aparecen porque sí sino que son el resultado de otros hechos causales que, conocidos, permiten entenderlos. También se visualiza un contexto, que está constituido por los hechos concomitantes que permiten ampliar la comprensión del hecho. El estudio de las consecuencias del hecho enriquece el conocimiento del lector con una mirada de futuro y, finalmente, las visiones del hecho desde distintos ángulos, perfecciona la tarea de interpretación que el lector necesita para tener una percepción inteligente de las noticias de cada día y que hacen del periodista un profesional indispensable.

Documentación.

Una consideración un poco atenta de la actividad que se ejerce en los medios lleva a la conclusión de que el periodismo es un fenómeno de interpretación, y más exactamente un método para interpretar periódicamente la realidad social del entorno humano, método que comporta unos hábitos y unos supuestos.

(...) La interpretación periodística no es algo que se dé de una vez por todas. Es sucesiva: empieza y termina en cada edición. No puede por eso ser completa y hasta pretende no serlo. La función principal de la interpretación es impedir las consecuencias indeseables de la comunicación masiva de noticias. La selección, evaluación e interpretación de las noticias, guiadas por el criterio de qué es lo más importante que sucede en el ambiente, tiende a impedir la sobremovilización y excitación del público. Los estudios sobre los procesos de adopción de decisiones señalan las consecuencias de la sobrecarga de información: demasiada información que llegue demasiado rápido y demasiado en crudo puede inmovilizar a un individuo o a una organización.

Lorenzo Gomis.
Teoría del periodismo. Paidos. Barcelona. 1887. P.35

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.