¿Están algunos medios colombianos fomentando el morbo y pecando de amarillistas en el caso de la eutanasia?
22 de Julio de 2016

¿Están algunos medios colombianos fomentando el morbo y pecando de amarillistas en el caso de la eutanasia?

Foto: Pixabay.com

¿Están algunos medios colombianos fomentando el morbo y pecando de amarillistas en el caso de la eutanasia?

Respuesta: Temas como el de la eutanasia ofrecen ricas posibilidades al periodista porque suscitan preguntas y deseos de conocer más. Ante esa oportunidad, la información periodística que responde con elementos sólidos, producto de una investigación seria del tema, presta un valioso servicio que el receptor de información agradece. El periodista puede estimular polémicas sobre el tema, presentar casos concretos y valerse de autores que han investigado y reflexionado sobre el problema. Este aprovechamiento profesional de un tema excitante, logra efectos como estos: Sacar el tema del campo de lo emocional para situarlo en el del conocimiento. Inducir el ejercicio de la polémica que busca la verdad y se aleja de la actitud infantil de polemizar solo para derrotar a los contradictores. Aportar nuevos elementos de conocimiento a los receptores de la información. Generar credibilidad en los lectores, hacia el medio y el periodista que los trata como receptores inteligentes. Por el contrario, también se puede aprovechar el tema para aumentar el número de lectores o elevar la sintonía, pero sin ninguna utilidad para los receptores, con un tratamiento superficial y sensacionalista del tema. Este es un periodismo hecho a la ligera, que solo rinde beneficios a la empresa periodística, pero no a los receptores de su información: lectores, oyentes o televidentes. Un periodismo así es desechable porque, al desaparecer, a nadie le hará falta.

Documentación

La práctica del sensacionalismo es una acción violatoria de la ética periodística dice el artículo 7 del Código Latinoamericano de ética profesional: “los periodistas deben evitar el sensacionalismo deformador y respetar el derecho de las personas a su intimidad. Deben abstenerse de explorar la morbosidad y la curiosidad malsana. Especial cuidado debe observarse en las informaciones sobre procesos judiciales. El sensacionalismo está dirigido a las pasiones y la curiosidad morbosa del público en detrimento de la información y del razonamiento reflexivo y crítico. Implica la deformación y manipulación interesada de la noticia, su espectacularización. Muchas veces provoca la noticia si no la hay. Dedica mucho tiempo a esculcar en la vida privada de las personas, explora y explota alteridades y hechos diversos insignificantes, desprovistos de contexto, y exagerados en su carácter singular. Los temas de violencia y sexo son los de su mayor preferencia. Su discurso es repetitivo, vehemente y motivador, aflorando enfoques esencialmente sujetivos; vende los hechos desnudos, vuelve difusos los límites entre lo real e imaginario y es de actualidad duradera. Galvez, Paz, Meza, Quelca y Yáñez en Sensacionalismo, valores y jóvenes. Edobol, La Paz, Bolivia, 2003, p, 144.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.