Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

1.- Se habla del boom de las cámaras ocultas en el periodismo de la televisión. ¿Cree usted que es una práctica que se masificará y marcará pautas en nuestra profesión?
2.- Algunos periodistas consideran las cámaras ocultas como un recurso del periodismo de investigación en tanto otros estiman que es solamente un instrumento para el periodismo de denuncia. ¿Cuál es su opinión?
Me temo que se masificará y marcará pautas si se mantiene el proceso de conversión de la noticia en mercancía. El producto de una cámara escondida es una noticia que vende porque satisface al fisgoneador que hay en los televidentes. Si a este factor de mercado se le agrega el de la superficialidad de la noticia y del periodista � dos hechos que se complementan y se causan- el reinado de la cámara escondida está asegurado para el futuro.

Los que han investigado y escrito sobre este tema penas si le conceden un espacio condicionado a la cámara escondida como recurso de denuncia, cuando se cumplen estas premisas:Que se trate de denunciar un asunto de evidente interés público Que su uso sea discutido y autorizado por el editor o el jefe de redacción.Que sea la única forma posible de obtener evidencias sobre hechos que afectan gravemente el interés público.

Documentación.

El punto central del tema ético en la investigación con cámara oculta tal vez sea el efecto emocional que provoca la manipulación del audio y video propia de la televisión, la tentación de golpear con el efecto al espectador es en la mayoría de los casos más fuerte que el afán por la verdad.

Y la cámara oculta que ubica al espectador como protagonista indiscreto de una situación delictiva que permite 2 ver por el ojo de la cerradura" lo que está pasando en una relación de vida privada, es el arma de mayor calibre conocida hasta el momento para lograr ese impacto de bala mágica pensado por los masmediólogos de mitad de siglo.

Por estar sujeto a la intención personal del periodista, esto no puede ser controlado y comprobado y por lo tanto no se considera ilegal, pero sí puede entenderse como profesionalmente irresponsable.

[...] Es común escuchar a los periodistas que utilizan cámara escondida argumentar acerca de la necesidad que significa esta herramienta para la investigación periodística. Y la justificación pasa por el hecho de que la naturaleza de la televisión es audiovisual. Se trata casi de un argumento silogístico. Si la investigación periodística necesita documentos para comprobar los hechos, y la televisión es un medio de naturaleza audiovisual, ergo la investigación periodística televisiva necesita ser comprobada con documentos audiovisuales. Muchos ven en esta conclusión lógica una argumentación forzada y más que un silogismo, una falacia.

Lo cierto es que hay tres finalidades más peligrosas, ocultas muchas veces detrás de los argumentos hipócritas de los periodistas que las utilizan. Las dos primeras se deducen del análisis que venimos haciendo:El incremento del rating dado por la ambición comercial yLa búsqueda de impacto emocional que conlleva un fuerte sentido de poder para el periodista que sabe que está manipulando los sentimientos y las emociones del espectador. Este último parece ser el más perverso, teniendo en cuenta que ambos se utilicen eclipsando la verdad.La tercera finalidad es muy especial porque no tiene que ver con un objetivo premeditado y además trasciende lo comercial y lo perverso del sentimiento de poder del periodista: la condena social. El periodista se erige como juez.Gerardo Prat.
Límites éticos y legales de la investigación con cámara oculta. Sala de Prensa. www.saladeprensa.org

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.