Consultorio Ético de la Fundación Gabo
22 de Septiembre de 2016

Consultorio Ético de la Fundación Gabo

Desde el punto de vista ético, ¿cómo trató la prensa el atentado contra las torres gemelas, o el de Atocha, o el Tsunami? Los comentarios sobre estos cubrimientos periodísticos han echado de menos el respeto por el dolor ajeno y han rechazado el tono sensacionalista de la televisión. En el caso de las torres gemelas buena parte de la discusión se centró en las imágenes de personas que se habían lanzado desde las ventanas del edificio en llamas la tragedia de Atocha dio lugar a la polémica sobre la conveniencia ética de la imagen de un hombre que se desangraba y tanto la información sobre el tsunami como la tragedia de Nueva Orleáns se centró en el papel que les corresponde a los medios en situaciones como estas.

Han sido polémicas de utilidad porque han planteado la necesidad de hacer explícitos los valores y principios éticos que pueden inspirar un periodismo de excelencia en esas coyunturas. De la lectura de esos comentarios se pueden obtener unas conclusiones prácticas, entre otras:Es necesario preguntarse inicialmente: ¿cuál es el papel del medio y del periodista en una catástrofe? ¿Está allí para ganarle a la competencia? ¿Está para elevar la sintonía o aumentar la circulación? ¿Está solo para informar? ¿O está para ayudar a las víctimas por medio de la información?Puesto que víctimas son los afectados directamente por la catástrofe, y también sus parientes y amigos y la sociedad afectada por el hecho, la información debe orientarse como un servicio eficaz para ellos.Entre esos servicios está el de acercar a gobierno y sociedad con las víctimas, y a las víctimas entre sí, mediante una información veraz y oportuna.En consecuencia, un periodismo de catástrofes, desde el punto de vista ético, debe estar marcado por el interés de las víctimas. Puesto que la ética aparece cuando el horizonte personal está ocupado por el Otro, en estos casos es indudable que para periodistas y medios el Otro que sufre es la clave ética, y a su servicio se ponen los valores de veracidad y de independencia.

Documentación.

Es necesario que el periodista tenga presente que su información puede contribuir, por ejemplo a

Llevar tranquilidad a los damnificados y a sus allegados al proporcionar:Nómina de muertos y de personas buscadasNómina de personas halladas con vidaNómina de heridos, enfermos y establecimientos donde están internadosNómina de personas dadas de altaFamilias que han sido evacuadas y lugares donde se alberganTeléfonos y lugares donde se puede obtener informaciónPrecisiones respecto de que la catástrofe no volverá a repetirse o de que se espera un mejoramiento de la situación.La responsabilidad de la prensa durante las emergencias no implica que el periodista sea quien evalúe cómo llevar tranquilidad a los afectados, cómo prevenir efectos más serios, cómo evitar que se agrave el caos, cómo canalizar la ayuda solidaria, etc. Por más que se haya perfeccionad en la cobertura de catástrofes, el periodista no es un experto en defensa civil. Atento a las posibilidades y oportunidades que se presenten en esta coyuntura, siempre deberá consultar a los especialistas y a las fuentes directas que están trabajando en la emergencia.

Sibila Camps.
Periodismo sobre catástrofes. Paulinas, Buenos Aires, 1999.

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.