Un llamado de emergencia por el periodismo y el apoyo a los medios
4 de Mayo de 2020

Un llamado de emergencia por el periodismo y el apoyo a los medios

Foto: Unsplash.

Para conmemorar el Día Mundial de la Libertad de Prensa, el 3 de mayo de 2020, el Foro Global para el Desarrollo de Medios (GFMD), del cual es miembro fundador y directivo la Fundación Gabo, se ha unido a la Organización Internacional de la Sociedad Civil para la Seguridad de la Coalición de Periodistas (ICSO SoJ Coalition) junto con numerosos miembros, socios y redes afiliadas del GFMD, para lanzar un llamado de emergencia por el periodismo y apoyo a los medios, en respuesta a la crisis del COVID-19.

Esta declaración es un llamado a la acción a gobiernos, donantes y financiadores de periodismo y desarrollo de medios, periodistas y organizaciones de medios, empresas de tecnología y  telecomunicaciones e intermediarios de Internet, anunciantes, y en general a los ciudadanos del mundo que confían en el periodismo y los medios de comunicación para mantenerse informados en este momento desafiante y sin precedentes.

Invitamos a organizaciones del sector de medios y periodismo de América Latina a agregar su firma utilizando el formulario a continuación. Para más información contactar a: jhiggins@gfmd.info 

Declaración del llamado de emergencia

En este Día Mundial de la Libertad de Prensa, las organizaciones firmantes honramos a quienes trabajan incansablemente para ayudar a mantener informado al público y exigimos un sólido apoyo para el periodismo independiente.

Millones de personas en todo el mundo buscan un periodismo confiable, basado en hechos y sensible a la perspectiva de género, que pueda ayudarlos a navegar sobre el mayor desafío compartido de nuestras vidas. La necesidad de información confiable nunca ha sido mayor y más urgente que durante esta pandemia. El acceso a información oportuna y de alta calidad es imprescindible durante una crisis de salud global; es uno de los pilares clave necesarios para frenar la propagación de este virus, mitigar sus impactos y apuntalar las respuestas sociales colectivas. El periodismo es también el mejor antídoto para combatir la información errónea que está alimentando la pandemia.

Pero en este momento crucial, los medios independientes se enfrentan a un desafío existencial sin precedentes. Con la tormenta perfecta de información errónea y desinformación, la represión de voces críticas en muchos países y la interrupción causada por la crisis COVID-19, la situación que enfrentan el periodismo y los medios de comunicación es grave. Los ingresos de estas instituciones están colapsando, y los fondos están disminuyendo justo cuando más lo necesitamos.

En respuesta a estos desafíos, nosotros, organizaciones dedicadas a la libertad de prensa, el desarrollo de los medios y comunidades de apoyo al periodismo, hacemos un llamamiento urgente a todos aquellos que están en posición de apoyar a las organizaciones de periodismo y los medios independientes, especialmente aquellos que brindan información y noticias profesionales y esenciales sobre la crisis COVID-19.

 Hacemos un llamado a los gobiernos para:

  • Respetar los derechos humanos fundamentales: respetar, protejer y habilitar completamente los derechos a la libertad de prensa y libertad de expresión, el estado de derecho, el acceso a la información, la privacidad y los derechos digitales, y solo restringirlos según lo permitan las normas internacionales. No participar en prácticas que socaven esas libertades, en particular la vigilancia y el seguimiento de los periodistas y sus fuentes. Las personas necesitan información independiente en la que puedan confiar, y las respuestas a esta crisis serán más efectivas y contarán con un mayor apoyo público si están sujetas a un escrutinio independiente, apertura y transparencia.

  • Asegurar el acceso a la información: permitir que los periodistas que cubren esta pandemia ejerzan su libertad de buscar, recibir y comunicar información sin ser acosados, intimidados o atacados. Considerar, cuando corresponda, designar a periodistas y trabajadores de los medios como trabajadores clave o esenciales. Las autoridades responsables también deberían hacer uso de información precisa con los periodistas sobre esta pandemia global y las respuestas estatales a ella, para facilitar aún más el derecho de los ciudadanos a acceder a la información. Esto incluye celebrar conferencias de prensa abiertas para garantizar que todos los medios de comunicación tengan acceso a funcionarios públicos y otras fuentes de información.

  • Liberar a periodistas encarcelados: es fundamental que cualquier estado que continúe criminalizando el periodismo libere a todos los periodistas encarcelados, incluidos los detenidos o condenados con el pretexto de prohibir la difamación o combatir el terrorismo, y no perseguir tales casos durante la pandemia, dado el riesgo adicional planteado por la detención.

  • Brindar apoyo financiero: trabajar con el periodismo, los medios y las organizaciones de la sociedad civil para evaluar el daño que COVID-19 está causando al proporcionar información vital al público y la sostenibilidad del periodismo y las organizaciones de los medios de comunicación. Diseñar mecanismos apropiados para proporcionar urgentemente apoyo financiero a los medios de comunicación que producen periodismo de interés público, permitiéndoles contratar o mantener reporteros, editores y productores que cubren COVID-19 y temas relacionados, y llegar a audiencias desatendidas. El apoyo al periodismo local, periodismo sobre salud e informes de investigación es especialmente importante. Asegurarse de que este apoyo sea justo y transparente, realizado sin favoritismos, ni comprometiendo la independencia editorial o distorsionando el mercado. Los ejemplos incluyen exenciones de IVA, desgravación fiscal o procesos de contratación pública simplificados.

  • Asignar la publicidad oficial de manera justa: continuar publicando y transmitiendo campañas de concientización de salud pública y anuncios de servicio público por medio de publicidad. Pero, como todos los usos de los fondos públicos, debe ser transparente y evitar conflictos de intereses, como sería el caso de favorecer a aliados y seguidores.

Hacemos un llamado a los donantes y financiadores de periodismo y desarrollo de medios para:

  • Aumentar la financiación y la flexibilidad: Incrementar y distribuir fondos a organizaciones de periodismo y medios independientes, o a organizaciones mejor ubicadas para apoyar financieramente a medios independientes, especialmente en entornos con pocos recursos (aunque problemas similares afectan a los medios en todas partes). Considerar aumentar el apoyo a los beneficiarios existentes y las organizaciones intermediarias, y a aquellos con la capacidad y los sistemas para ampliar rápidamente la subvención para el periodismo y los medios de comunicación. Además de ampliar la financiación de los medios de comunicación a través de sus instrumentos existentes, los donantes deben buscar establecer un fondo de emergencia para ayudar a los medios de interés público a sobrevivir durante este tiempo de crisis, así como sentar las bases para una futura respuesta a la crisis. Los donantes deben coordinar y agrupar los recursos de emergencia para maximizar la eficiencia, la agilidad y la priorización.

  • Garantizar el respeto a la independencia editorial: los donantes que se centran en programas humanitarios y de salud pública deberían considerar la posibilidad de asignar apoyo a los medios locales que puedan interactuar con las comunidades necesitadas y puedan proporcionar formatos e idiomas apropiados para informar e involucrar a las comunidades. Tengan en cuenta que la financiación programática puede marcar de forma inadvertida las agendas editoriales. Respetar y comprendan el valor de la independencia editorial y tener en cuenta las necesidades a largo plazo y la sostenibilidad de los medios que apoyan.

  • Incluir el apoyo a los medios en la respuesta de COVID-19: reforzar el reconocimiento de la importancia de los medios y el periodismo para la información de calidad para todos los ciudadanos,  al posicionar firmemente el apoyo al sector dentro del financiamiento general relacionado con COVID-19. Sin embargo, se debe asegurar que se aprendieron las lecciones de las crisis anteriores y se deben evitar las trampas de concebir y brindar solo apoyo de los medios en el contexto de la comunicación de crisis de salud.

  • Abordar las necesidades estructurales a largo plazo: planificar la asignación de recursos sustanciales al periodismo y al apoyo de los medios al diseñar sus programas y presupuestos para los próximos años. La crisis es inmediata pero también sigue a una crisis de más largo plazo. Buscar aumentar y distribuir fondos básicos y flexibles a largo plazo, y asistencia para el desarrollo de capacidades, a organizaciones de periodismo y medios independientes, o a organizaciones mejor ubicadas para apoyar financieramente a medios independientes. Esto incluye aumentar el apoyo a los beneficiarios existentes y las organizaciones intermediarias, y extender el apoyo a aquellos con la capacidad y los sistemas para ampliar la concesión de subvenciones a los medios de comunicación, como fondos agrupados o de emergencia, y el recientemente propuesto Fondo Internacional para medios de comunicación de interés público.

Hacemos un llamado a los periodistas y las organizaciones de medios para:

  • Asegurarse de que los trabajadores de los medios puedan realizar su trabajo de manera segura: los empleados y los trabajadores independientes deben tener equipos de protección, capacitación y pautas de seguridad claras. El COVID-19 ha permitido resaltar la responsabilidad que las organizaciones de noticias tienen hacia todos los periodistas y trabajadores de sus medios, pero también su deber hacia las personas sobre las que informamos. La seguridad es lo primero.

  • Proteger trabajos y adaptar entornos de trabajo: trabajar con los sindicatos y otras entidades para encontrar formas de evitar el despido de personal debido a la pérdida de ingresos. Aprovechar los planes de licencia donde existan y otro tipo de apoyo, siempre que sea posible, para evitar la pérdida de empleos. Adaptar las salas de redacción para permitir trabajar desde casa cuando sea posible, especialmente cuando los gobiernos establezcan protocolos de distanciamiento físico o de permanencia en el hogar. Las disposiciones deben tener en cuenta las implicaciones de género de estos nuevos entornos de trabajo. Las mujeres son en gran medida las principales cuidadoras en sus propios hogares, y las más propensas a ser responsables de cuidar a los niños y ancianos que están enfermos, en el hogar desde la escuela o en aislamiento. Reconocer que trabajar desde casa, cubrir historias de alto riesgo o estar expuesto a infecciones puede ser aislante y alienante. 

  • Servir a su público: seguir preguntándose cómo pueden encontrar nuevas formas de ser relevantes y útiles para el público, así como para la respuesta general a la emergencia. Brindar orientación práctica junto con las noticias y destacar soluciones a desafíos y problemas. Estar en la primera línea de lucha contra la mala información y la desinformación. Organizar acciones colectivas y agrupar recursos, si esa es la forma más efectiva de responder y perseverar. Es el momento de colaborar, no de competir.

  • Reconocer la diversidad: Servir a todos los grupos de su comunidad, reconociendo que, aunque el COVID-19 afecta a todos, es particularmente devastador para las comunidades marginadas y está agudizando las desigualdades socioeconómicas (a menudo relacionadas con el origen étnico y el género) que son anteriores a la pandemia. Deberíamos estar guiados por la evidencia y desafiar las narrativas engañosas de que la crisis está afectando a toda la sociedad de la misma manera. Asegurarse de que su periodismo incluya perspectivas y voces de mujeres y grupos marginados y de contratar periodistas de una variedad de diferentes antecedentes y especializaciones, que puedan informar con precisión sobre cómo la enfermedad y sus consecuencias económicas están impactando desproporcionadamente a las personas de color, clase trabajadora, inmigrantes y otras comunidades marginadas.

Hacemos un llamado a las empresas de  tecnología y telecomunicaciones, y a los intermediarios de Internet para:

  • Respetar los derechos fundamentales y digitales: garantizar y salvaguar las libertades digitales fundamentales, incluidas la privacidad, la protección de datos y la ciberseguridad, y no participar en prácticas que socaven esas libertades, en particular la vigilancia y el seguimiento de los periodistas y sus fuentes. Hacer todo lo posible para habilitar espacios digitales gratuitos, seguros y protegidos para periodistas, organizaciones de periodismo y medios independientes.

  • Remodelar algoritmos y prácticas de moderación: asegurarse de que sus algoritmos y moderadores reconozcan fuentes de información creíbles, incluidas organizaciones independientes y confiables de medios y periodismo. Evitar la eliminación automática de contenido periodístico relacionado con COVID-19, particularmente mediante procesos algorítmicos. Tales derribos erosionan la capacidad del público para acceder a la información y perjudican al periodismo y a las organizaciones de medios, que luego deben dedicar recursos preciosos a resolver disputas relacionadas con el contenido, que en su lugar podrían dirigirse a la presentación de informes. Fortalecer los procedimientos de transparencia y notificación, así como agilizar los procedimientos de quejas y recursos.

  • Administrar responsablemente la tecnología de listas negras: trabajar con los anunciantes para detener el uso de la tecnología de las listas negras para evitar que aparezcan anuncios junto a periodismo creíble y noticias periodísticas que mencionen la pandemia COVID-19 y otros problemas sociales y de salud críticos.

  • Apoyar al periodismo: cuando sea apropiado, iniciar o aumentar la financiación del periodismo independiente y de interés público, la verificación de hechos y otras medidas para contrarrestar la desinformación y la información errónea, así como agilizar las subvenciones para priorizar los medios de noticias e información que trabajan para abordar la crisis de salud global.

  • Modificar los incentivos comerciales que discriminan contra el periodismo: crear mecanismos para verificar en línea actores creíbles y revertir los incentivos existentes para permitir que los medios moneticen el periodismo de interés público y el contenido de alta calidad. Considerar cambios fundamentales en las políticas, como invertir más en identificar y desmonetizar a los actores maliciosos, y evitar que los actores maliciosos utilicen anuncios digitales y programáticos para financiar la propagación de la desinformación y la información errónea. 

  • Brindar accesibilidad a Internet para todos: priorizar el mantenimiento de la accesibilidad y conectividad a Internet, y promover el derecho de acceso a la información. Como tal, instamos a los proveedores de telecomunicaciones a reducir el costo de la conectividad a Internet, especialmente en los mercados emergentes y en desarrollo, y en las comunidades de bajos ingresos, para permitir a los usuarios acceder a noticias e información, independientemente de su estado económico, así como permitir que los periodistas puedan trabajar desde casa.

Hacemos un llamado a los anunciantes para:

  • Admistrar responsablemente la tecnología de lista negra: trabajar con las compañías de medios y las agencias de publicidad para encontrar soluciones a las listas negras de COVID-19 u otro contenido relacionado con informes de noticias, y dejar de usar la tecnología de lista negra para bloquear la aparición de anuncios junto al periodismo creíble y las historias de los medios de comunicación que mencionan la pandemia de COVID-19 y otros problemas sociales y de salud críticos. Esto está en línea con nuestro llamado a plataformas tecnológicas y compañías de telecomunicaciones.

  • Cambiar la forma en que miden y valoran el compromiso: construir su reputación de marca a largo plazo alejándose de la publicidad dirigida programática, basada en clics / vista y / o dirigida por cookies. El periodismo ofrece valor a las marcas más allá del tráfico y ofrece un entorno seguro para la exposición de la marca y el impacto comercial y social.

  • Publicidad a través de medios confiables: Establecer la política de incluir la mayor cantidad posible de medios periodísticos de calidad, particularmente a nivel local, en su inversión publicitaria digital. Trabajar con United for News , la Periodism Trust Initiative o las asociaciones locales de periodismo en cada mercado para agregar medios noticiosos locales de buena reputación a sus listas de inversión publicitaria. Aumentar las relaciones existentes de publicidad directa con medios de calidad y revisen sus "listas de bloqueo" programáticas para desarrollar un enfoque más sutil a las preocupaciones de seguridad de su marca, asegurando que no bloqueen las noticias por completo. Este es un momento para apoyar a los medios, más allá de los intereses e imperativos comerciales.

Y, por último, a las personas de todas partes del mundo que leen, miran, escuchan servicios de noticias confiables en medios grandes y pequeños, locales e internacionales, impresos, digitales o audiovisuales:

Les pedimos que contribuyan, tanto como puedan, al periodismo y a los medios de comunicación basados en membresía y suscriptores que lean, miren o escuchen regularmente, o a cualquier organización de noticias sin fines de lucro en la que también confíen para estar informados durante este crisis sanitaria mundial. Recopilar noticias es difícil y costoso en tiempos normales, y lo es aún más ahora. Sabemos que es un momento difícil para solicitar este tipo de apoyo. La pandemia ha dejado a decenas de millones de personas sin ingresos, en un momento de gran necesidad de albergue seguro, sustento y, para muchos, tratamiento médico. Pagar por las noticias puede parecer un lujo inasequible en este momento, pero necesitamos estos periodistas y servicios de noticias más que nunca, y ellos nos necesitan a nosotros.

ORGANIZACIONES FIRMANTES HASTA EL MOMENTO (Alfabéticamente)

  1. ACOS Alliance

  2. Africa Media Development Foundation (AMDF)

  3. African Declaration on Internet Rights and Freedoms Coalition (AfDec)

  4. African Editors Forum

  5. AfroLeadership

  6. African Media Initiative

  7. Albanian Media Institute (AMI)

  8. Arab Reporters for Investigative Journalism (ARIJ) 

  9. ARTICLE 19

  10. Asociatia Eurolife Romania

  11. Association Mondiale des Radiodiffuseurs Communautaires (AMARC)

  12. Association of Caribbean Media Workers (ACM)

  13. ASUTIC Senegal

  14. Balkan Investigative Reporting Network (BIRN)

  15. Bangladesh NGOs Network for Radio and Communication (BNNRC)

  16. BaleBengong, Indonesia

  17. Bivol, Bulgaria

  18. Camerapix

  19. Center for Investigative Reporting (CIN), Bosnia and Herzegovina

  20. Centre for Human Rights (University of Pretoria),

  21. Centre for Law and Democracy (CLD)

  22. CFI – Agence Française de Développement Médias

  23. Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP)

  24. Collaboration on International ICT Policy for East and Southern Africa (CIPESA)

  25. Community Media Forum Europe (CMFE)

  26. Community Media Network (CMN), Jordan

  27. CREOpoint AI, U/EU

  28. Development Communications (DevComs) Network, Nigeria

  29. DW Akademie

  30. Equal Access International

  31. Ethical Journalism Network (EJN)

  32. European Centre for Press and Media Freedom (ECPMF)

  33. European Federation of Journalists (EFJ)

  34. Fathm

  35. Fojo Media Institute, Linnaeus University

  36. Fondation Hirondelle

  37. Freedom House

  38. Free Press Action 

  39. Free Press Unlimited (FPU)

  40. Fundación Gabo (Gabriel García Márquez Foundation), Latin America

  41. Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP)

  42. Ghana Journalists Association

  43. Gisa Group (Khartoum, Sudan)

  44. Global Forum for Media Development (GFMD) and on behalf of its 200 members

  45. Gulf Centre for Human Rights (GCHR)

  46. Hetq – Investigative Journalists of Armenia

  47. Humanity United

  48. Independent Association of Georgian Journalists

  49. International Association of Women in Radio and Television (IAWRT)

  50. Independent Journalism Center, Moldova

  51. Institut Panos Grands Lacs (IPGL)

  52. International Center for Journalists (ICFJ)

  53. International Media Development Advisors (IMDA)

  54. International Media Support (IMS)

  55. International Press Institute (IPI)

  56. International Women’s Media Foundation (IWMF)

  57. Internet Sans Frontieres

  58. Internews

  59. Internews Ukraine

  60. Iraqi Journalists Rights Defense Association (IJRDA)

  61. Jamii Forums, Tanzania

  62. JAMnews, the Caucasus region

  63. Kijiji Yeetu, Kenya

  64. La Benevolencija Great Lakes

  65. La Voz de Guanacaste

  66. MADA – the Palestinian Center for Development and Media Freedoms

  67. Maharat Foundation

  68. MANS, Montenegro

  69. Media Action Nepal

  70. Media and Information Bureau (MIB), Sierra Leone

  71. Media Alliance of Zimbabwe (MAZ)

  72. Media Development Investment Fund (MDIF)

  73. Media Diversity Institute (MDI)

  74. Media Foundation for West Africa (MFWA)

  75. Media Innovation Studio

  76. Media Institute for Southern Africa-Zimbabwe (MISA Zimbabwe)

  77. Media Rights Agenda (MRA)

  78. Mediacentar Sarajevo

  79. Myrealeurope.press

  80. Namibia Media Trust (NMT) 

  81. National Union of Journalists of Ukraine

  82. New Narratives

  83. Newsgain

  84. OnlineSOS

  85. Organized Crime and Corruption Reporting Project (OCCRP)

  86. Osservatorio Balcani e Caucaso Transeuropa (OBCT)

  87. Ossigeno per l’Informazione

  88. OŠTRO – Center for Investigative Journalism in the Adriatic Region

  89. Pacific Freedom Forum (PFF)

  90. Pakistan Press Foundation (PPF)

  91. Panos Institute Southern Africa (PSAf)

  92. Panos Institute West Africa

  93. Panos South Asia

  94. PEN America

  95. PEN International

  96. Public Media Alliance

  97. Radio Tuungane de Minembwe (RTM) 

  98. Reporters Without Borders (RSF)

  99. Réseau Marocain des Journalistes d’Investigation

  100. RISE Project Romania

  101. RNW Media

  102. Rory Peck Trust

  103. RosKomSvoboda

  104. Rural Media Network Pakistan (RMNP)

  105. Samir Kassir Foundation – SKeyes Center for Media and Cultural Freedom

  106. Somali Media Women Association (SOMWA)

  107. Somaliland Journalists Association (SOLJA)

  108. SOS Support Public Broadcasting Coalition – South Africa

  109. Sourcefabric z.u.

  110. South East Europe Media Organisation (SEEMO)

  111. Syrian Center for Media and Freedom of Expression (SCM)

  112. Tanzania Media Practitioners Association (TAMPA)

  113. The MediaWise Trust

  114. Thomson Foundation

  115. VIKES – the Finnish Foundation for Media and Development

  116. Villes et Communes

  117. World Association of News Publishers (WAN-IFRA)

  118. World Watch Monitor

Etiquetas: 

Comentarios

©Fundación Gabo 2019 - Todos los derechos reservados.