Los niños están siendo víctimas de la desinformación: ¿cómo prepararlos para no creer en mentiras?
16 de Febrero de 2022

Los niños están siendo víctimas de la desinformación: ¿cómo prepararlos para no creer en mentiras?

Estudios académicos confirman que los menores de edad están siendo especialmente susceptibles a creer en teorías de la conspiración y ‘fake news’. Compartimos ideas para ayudarlos. 
Fotografía: Stock Snap en Pixabay. Usada bajo licencia Creative Commons
Red Ética

Los 14 años es la edad crítica en la que los niños empiezan a creer en teorías de la conspiración a las que han estado expuestos en internet, según un nuevo estudio publicado por la Revista Británica de Psicología del Comportamiento.

De acuerdo a las conclusiones de la investigación, aunque los mensajes de los teóricos de la conspiración suelen estar diseñados para llegar a un público adulto, los adolescentes también son susceptibles a creerlos, en especial en el contexto de la pandemia por COVID-19. 

Un artículo de NiemanLab publicado recientemente advierte sobre el peligro de formar simplemente un sentido crítico en los niños, haciéndolos dudar de todo lo que ven en línea. “Cuando los estudiantes piensan que todo es mentira, también pueden pensar que no tiene sentido abordar temas difíciles. Pero en lugar de llevar a los estudiantes a la apatía, el objetivo es guiarlos hacia la conciencia y el compromiso”, advierte William Perry, psicólogo educativo de la Universidad de Harvard. 

¿Qué hacer entonces para preparar a las nuevas generaciones a navegar en el mar de desinformación que domina en esta época de la posverdad? Recopilamos aquí algunas recomendaciones de distintas fuentes. 

De acuerdo a Full Fact, un proyecto de alfabetización mediática de la BBC, son cinco las consideraciones que un niño necesita tener en cuenta al aproximarse a un contenido en línea que parece ser falso: 

• Historia: ¿qué está tratando de decir? ¿Se puede encontrar esta noticia en otro lugar y se informa de la misma manera?

• Emociones: ¿cómo les hace sentir la historia? Las noticias falsas intentan manipular los sentimientos de las personas para que hagan clic. Tenga cuidado con el sentimiento de "woah" y haga una pausa antes de compartir. ¡Incluso podría ser una broma!

• Imagen: ¿es falsa o está fuera de contexto? Verifique con una búsqueda de imagen inversa para encontrar de dónde es originalmente

• Autor: ¿cuál es la URL? Verifique la barra de direcciones en la parte superior: las URL más confiables terminan con ".com", ".co.uk", ".net", ".gov", ".org", ".mil" y ".edu". Si no, podría ser falso. ¿Hay algún experto nombrado o citado?

• Quién comparte: incluso si lo comparte un amigo o una persona famosa, no significa que sea correcto.

Otro medio de comunicación preocupado por la alfabetización mediática es Univision, cadena norteamericana dirigida al público hispano. A través de sus proyectos ElDetector y Lupita, ha liderado la lucha contra la desinformación entre los latinos radicados en Estados Unidos. Precisamente Lupita publicó la respuesta a 11 difíciles preguntas para combatir las ‘fake news’ en familia. Entre los temas específicamente dirigidos a niños y niñas, se destacan: 

• ¿Debo ignorar los mensajes falsos de mi chat familiar? Nadie quiere ser el sujeto molesto que corrige insistentemente a otros, menos aún en un grupo de mensajería familiar, donde nos toca decirles a nuestros padres, un tío o la abuela, que está equivocado. La estrategia podría ser ignorar el caso y continuar con la conversación. Pero no, todo lo contrario recomienda Claire Wardle, cofundadora de First Draft. “Todos tenemos la responsabilidad de llamar a nuestros contactos, especialmente a los más cercanos, por difundir un mensaje falso”, afirma. 

• ¿Qué riesgo corren los niños y jóvenes con la desinformación? Los niños y jóvenes en la actualidad tienen dificultades para distinguir los hechos reales y los ficticios. La advertencia la hizo Henrietta Fore, directora ejecutiva de la Unicef, en una carta publicada en 2019. “Las campañas de desinformación han engañado a los niños para que entreguen dinero o den a conocer sus datos, o para convencerlos y explotarlos para que tengan relaciones sexuales. Y en los últimos años, hemos visto cómo la desinformación puede sesgar el debate democrático y las intenciones de los votantes, y sembrar dudas sobre otros grupos étnicos, religiosos o sociales, creando división y malestar”, dijo.

• ¿Cómo puedo evitar que mi hijo esté desinformado? Hablar, leer, comprobar e involucrarse. Estas son las cuatro acciones para padres y madres que sugiere Internet Matters, una organización sin fines de lucro con sede en Londres enfocada en mantener a los infantes seguros en el entorno digital. “Los niños confían más en su familia que en las redes sociales para sus noticias, así que háblales sobre lo que está sucediendo. También es útil hablar sobre cómo se crea la información que ven en línea para que comprendan mejor las intenciones detrás de ella”, recogen en un texto publicado en su web.

Qué hacer si su hijo se ha visto afectado negativamente por noticias falsas

Precisamente Internet Matters tiene una amplia sección con recursos disponibles en español para ayudar a los padres de familia y profesores de escuela a preparar a los niños para que no sean engañados por la desinformación. 

Si su hijo se ha vuelto confuso, ansioso o ha desarrollado ideas que discriminan a un determinado grupo de personas debido a lo que han visto en línea, aquí hay algunas formas en las que puede abordar sus preocupaciones y alentarlos a cuestionar lo que han visto.

• Anímelos a que le digan a los demás si saben que algo es falso: si ha compartido noticias falsas con otras personas, es importante corregir su error y dejar que la gente sepa que el artículo o la publicación no es cierta.

• Utilice ejemplos reales para ayudarles a detectar noticias falsas: muéstreles ejemplos de la vida real de noticias falsas en línea para que estén mejor equipados para detectarlas si las encuentran. Puede gamificar esto seleccionando ciertas publicaciones en su feed social y preguntándole a su hijo si lo compartiría o no y el motivo. Luego, puede continuar con una discusión sobre las mejores formas de verificar si algo es real o falso en línea.

• Discuta de dónde obtiene sus noticias y por qué: tómese un tiempo para mostrarles a los niños mayores cómo elige de qué sitios y aplicaciones obtener sus noticias y explique por qué cree que son creíbles. Esta podría ser una buena manera de iniciar una conversación sobre cómo obtienen su información y por qué creen que es confiable.

• Enséñeles cómo denunciar noticias falsas: además de abordar el impacto de las noticias falsas en su hijo, es importante asegurarse de que sepa cómo informarlo para evitar que se propague más y afecte a otras personas.

DigiMENTE y nuestros quizes 

Como vemos, la alfabetización mediática es la clave. Por eso destacamos el trabajo hecho por las organizaciones Movilizatorio, Teach For All, Enseñá por Argentina, Enseña por Colombia y Enseña por México. Juntas lanzaron DigiMENTE, una iniciativa con el apoyo de Google que pretende educar a miles de adolescentes para detectar y combatir la desinformación en Latinoamérica.

A través de 16 módulos con temáticas que van desde evaluar la información, producir contenidos, participar activamente y reflexionar éticamente, este programa contiene lecciones que contienen vídeos, pódcast y contenidos para docentes y estudiantes de 12 a 17 años.

Y no podemos finalizar esta serie de recomendaciones sin invitar a los niños a jugar con nuestros quizes de noticias. Se trata de un divertido reto semanal que la Red Ética publica en donde se mezclan 8 noticias de la semana, algunas reales y otras no, para ayudar a nuestros usuarios a afinar su olfato periodístico en la detección de ‘fake news’.

©Fundación Gabo 2022 - Todos los derechos reservados.