Inquietudes éticas surgen al citar como fuentes declaraciones tomadas de redes sociales
4 de Marzo de 2014

Inquietudes éticas surgen al citar como fuentes declaraciones tomadas de redes sociales

Citar declaraciones tomadas de redes sociales se ha vuelto una práctica cada vez más común en los medios de comunicación.
Red Ética

¿Es ético que los periodistas tomen declaraciones publicadas a través de Twitter o Facebook para sustentar sus historias? ¿Es necesario pedirle permiso a la fuente para publicar estas declaraciones?

Estas son inquietudes éticas que han sido poco estudiadas, por tratarse de una de esas nuevas situaciones que se han presentado gracias a la convergencia que permite internet. Sin embargo, es posible ver que se citar declaraciones tomadas de redes sociales se ha vuelto una práctica cada vez más común en los medios de comunicación.

A propósito del tema, hemos encontrado un artículo escrito por Jake Lasofsky en Newszou.com, el blog de la escuela de periodismo de la Universidad de Missouri, que fue recomendado esta semana por la Red de Periodismo Ético, el cual traducimos a continuación.

Con frecuencia se advierte que es necesario ser cuidadosos al publicar información en redes sociales. Cuando una persona va a ser contratada por una empresa, ahora se le pide que tenga cuidado con colgar  fotos o mensajes inapropiados en sus páginas de Facebook. Pero llega el momento en el que el contenido publicado en Twitter o Facebook deja de ser solo un comentario en línea.  Independientemente del tema y su importancia, no me gustaría que mi estado de Facebook aparezca publicado como mi última palabra por los medios.

La semana pasada, un periódico canadiense informó sobre el asesinato de un adolescente y las reacciones consiguientes de familiares y amigos. La historia tiene citas de la madre de la víctima, Audrey Strasser. Las citas muestran declaraciones de una madre afligida que se sorprende por la muerte de su hijo. Pero en lugar de citar diciendo “, dijo Audrey Strasser,” el Calgary Herald contó la historia de manera muy diferente.

“Mi bebé trató de aferrarse a mí,” Audrey Strasser, escribió en su página de Facebook. “Pero me perdí su último aliento por 40 minutos.”

Los periodistas decidieron usar el mensaje de Strasser en Facebook como parte de su historia. No está claro si los periodistas contactaron a la mujer para obtener su autorización. Pero incluso si  primero trataron de contactarla y fueron rechazados, tomaron el post de la red social y lo utilizaron para su historia.

Esto nos lleva a una cuestión ética difícil que seguirá surgiendo mientras el periodismo digital avanza. ¿Es éticamente correcto usar las redes sociales para obtener citas textuales, para publicarlas en medios de comunicación sin consentimiento? En términos sencillos, si me tomo un trino o un estado de Facebook sin antes obtener el consentimiento de quien lo publicó, puedo usarlo en mi historia como su última palabra? ¿Y si las palabras de la señora Strasser fueron tomadas fuera de contexto? ¿Y si ella no fue quien lo publicó personalmente?

A lo largo de la historia, muchos han sido citados por las cartas escritas, documentos y otras fuentes primarias. ¿Es un mensaje de Facebook diferente? Por otro lado, hay millones de mensajes de Facebook, e incluso más trinos, cada día que, si se toman fuera de contexto, podrían ser vistos como inapropiados, cuando al final son sólo bromas o comentarios sarcásticos. ¿Qué pasa si usted publica hoy un mensaje negativo acerca de la nueva Ley de Salud de Estados Unidos y un importante medio de comunicación cita sus palabras diciendo que usted es conservador o republicano, sólo porque usted se expresó de esa forma a través de las redes sociales?

Es cierto que cuando un mensaje se publica en Twitter o Facebook, todo el mundo lo puede ver. Pero copiar y pegar ese trino en un periódico de amplia circulación, puede hacer que la persona citada sea acosada.

Hay ciertas situaciones donde el uso de un comentario tomado de redes sociales puede ser libremente utilizado por cadenas de noticias. Pero estas situaciones se presentan cuando estas entidades han pedido a su audiencia que comente sobre una historia o un tema particular. Una vez que los espectadores comiencen a responder a la pregunta planteada por el medio de comunicación, entonces es apropiado citarlos. Pero sin pedir permiso para tomar esos comentarios, no es recomendable que las organizaciones de noticias usen el post de alguien como su última palabra.

¿Cómo te sientes acerca de la utilización de los mensajes de redes sociales como citas textuales en el periódico o radioestación? ¿Te gustaría que tu tweet fuera publicado en un artículo? ¿Todos sus mensajes publicados en redes sociales reflejan tus verdaderos sentimientos sobre todos los temas? Déjame saber lo que piensas comentando abajo.

(Lucas Geisler contribuyó a este artículo)

*Leer el artículo original

©Fundación Gabo 2021 - Todos los derechos reservados.